[Análisis] Demon Gaze

demon gaze logoPS Vita sigue recibiendo bastantes juegos nuevos esta primavera provenientes de Japón y tras Danganronpa, Ys Memories of Celceta, o Toukiden, llegará ahora Demon Gaze el próximo 25 de abril. Como es habitual dentro del género de los dungeon crawler, en Demon Gaze estamos ante un juego por turnos en primera persona cuya influencia viene de la saga Wizardry, de la que podemos decir que se originó este tipo de videojuego de rol que normalmente es de lo más exigente con el jugador por lo que no deberemos pensar en ningún momento que se tratará de un paseo ya que al estar siempre en un laberinto por explorar, nos aguardan cantidad de peligros desconocidos y, por si eso fuera poco, no conseguiremos demasiado dinero para nuestros gastos obligatorios como son tener provisiones de pociones y antídotos, resucitar o dormir, por lo que lo que podríamos ver como un lugar en el que estar a salvo, puede convertirse en su sitio al que intentar no volver más que cuando corresponda o podríamos entrar en un bucle de no poder ir más a curarnos por falta de capital tras haber abusado (por imprudentes o por no pensar en que nos hacíamos flaco favor gastando sin que fuera necesario) y estar entonces con los personajes arrastrándose o incluso muertos en medio del laberinto rezando por conseguir algo que nos salve de nuestro fatídico final.

Demon_Gaze-03

La pela es la pela.

La historia de Demon Gaze no es de las que nos tendrán atrapados, ya que, aunque poco a poco se vayan descubriendo cosas del protagonista que aparece no se sabe muy bien cómo, en un bosque cerca de una posada en la que le dicen que estará como en casa siempre y cuando vaya pagando por su habitación y por las de los compañeros a los que quiera reclutar (pago mediante, también) y donde tendremos también todo tipo de tiendas y gente que pueda contribuir a que reclutemos a todos los poderosos demonios que gobiernan en cada una de las zonas. Para reclutarlos, tendremos que vencerlos y después utilizar nuestro ojo demoniaco con su “Demon Gaze” y aunque dicho parece muy sencillo, realmente nos costará horas el ir avanzando y venciendo a Marte, Plutón, Hermes, etc. porque se avanza de un modo muy lento y ya no es solo que necesitemos adquirir un buen número de puntos de experiencia para ir subiendo de nivel, sino que también precisaremos de habilidades, objetos o equipamiento que nos ayuden a combatir contra los distintos enemigos de tipo aleatorio que nos vayan saliendo, y en ocasiones serán más poderosos por mala suerte o por reclamar pequeñas zonas de la gran zona que tengan los demonios a los que demos caza, ya que con eso, si bien podremos conseguir objetos especiales de equipamiento como recompensa, nos tocará sacar lo mejor de nosotrosDemon_Gaze-01 mismos y, a cambio, tendremos un bonito punto de guardado en mitad del laberinto, para no tener que continuar siempre desde la posada en caso de fracasar en nuestra misión, porque no es lo mismo guardar cada poco dentro y perder unos minutos si algo nos va mal, que perder horas por no haber querido regresar para pagar lo que la dueña nos exigirá al estarnos incluso esperando en la puerta alargando la mano y aunque es buena chica y dice que nos puede fíar y que se lo paguemos más adelante, lo mejor es no deberle nada porque eso solo nos traerá dolores de cabeza, al no dejarnos por ejemplo que creemos a nuevos personajes y yendo por tanto solamente con Oz de aventuras, lo cual es una locura que, si bien al principio del juego es natural, más adelante se convierte en algo que nos imposibilitaría avanzar.

Demon_Gaze-07Distintas mazmorras.

En los dungeon crawler hay dos maneras distintas de meternos dentro de los laberintos y aunque ambas son iguales en el fondo, varían en la forma de presentársenos. La primera de ellas es con una sola mazmorra en la que cada cierto tiempo, se nos cambien el tipo de peligros o por ejemplo pasemos a zonas con hielo, fuego, veneno, pinchos… La segunda es hacer eso mismo en varias mazmorras. En el caso de Demon Gaze, se ha optado por la segunda forma, mezclada con la primera. Si bien está claro que son varias las mazmorras que visitaremos, en algunas de ellas después se nos ofrecen nuevas zonas con otros jefes finales a los que derrotar y de hecho ya desde la primera mazmorra tendremos una zona a la que no podremos acceder hasta más adelante, hasta que no cumplamos con unos requisitos previos sobre los que Jeezer, el elfo narcisista y con malas pulgas de la posada, nos hablará. Con esto, queremos que sepáis que hay bastante variedad en cuando a lugares en los que luchar y que aunque tengáis que pasar horas para conseguir cualquier pequeño progreso (con el que seguramente os sintáis orgullosos por vuestra tenacidad y la estrategia que hayáis decidido seguir) también hay varias cosas para las que la clave estará en relacionarnos con los NPC de la posada que además de dar el toque cómico, serán de lo más útiles.

El punto fuerte de este dungeon crawler es sin duda el gran número de tipos de personaje que podremos crearnos, cada uno con su estilo de combate, sus habilidades, etc. y que aun así podemos hacer que evolucione hacia donde creamos oportuno, para que por ejemplo un mago no lo sea solo de cura, sino también de ataque, o para que un guerrero sea capaz de defender a todo el grupo sin sufrir apenas daños. Ya de primeras tendremos más de una veintena de clases de personaje tanto en género masculino como femenino y cada uno tiene un diseño de lo más llamativo, pero es que más adelante iremos desbloqueando clases más avanzadas y, por si no nos llegara o somos fans de la franquicia Disgaea de NIS, también podremos conseguir de manera gratuita a los personajes: Prinny, Asagi, Flonne, Etna y Sicily.

7

Conclusiones:

Demon Gaze es muy exigente con el jugador, tanto que ni siquiera comenzaremos con el grupo al completo, sino que tan solo tendremos a Oz y hasta que no vayamos ahorrando dinero no podremos ir desbloqueando a nuevos personajes y siempre lo haremos uno a uno y tras bastantes horas en las mazmorras, descubriendo qué sorpresas esconde cada recoveco según queda el registro anotado en el mapa que llevaremos con nosotros. No es que tengamos que hacer nuestro propia mapa (como en Etrian Odyssey), sino que éste va dibujándose a media que caminamos por él. Para amenizar un poco las cazas de los jefes finales, tendremos algunas escenas en la posada con las que a veces se avanza algo en la historia, mientras que otras veces son simplemente pequeñas bromas o momentos picantes para los amantes del ecchi. Hay alternativas mejores dentro del género, con las que tenemos más mazmorras o más niveles de laberintos al menos para que así haya una mayor variedad de enemigos a los que enfrentarse y también para no pasarnos tanto tiempo en la misma zona dando vueltas para subir de nivel en las sesiones de preparar a nuestros muchachos para que consigamos nuevos puntos de destreza, ataque, etc. y de paso más habilidades y, también, para que nuestra afinidad con los demonios que llevamos suba y también su nivel y aumenten las acciones que podrán realizar por y para nosotros.

Sobre Rosi Ortega 4009 Artículos

Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos.
Twitter personal: @Rosi_Ortega

5 Trackbacks / Pingbacks

  1. Los laberintos de Demon Gaze II se abrirán en 2016 - SavePoint
  2. NISA anuncia Stranger of Sword City, un nuevo dungeon crawler - SavePoint
  3. Kadokawa pone fecha a Demon Gaze II en Japón - SavePoint
  4. Cuatro anuncios recientes de NISA concernientes a América y Europa - SavePoint
  5. Fecha de lanzamiento de Demon Gaze II - SavePoint

Deja un comentario