(Análisis) Devil May Cry HD Collection

Dante ha vuelto, pero no con un juego nuevo todavía, sino con la recopilación de sus tres primeros títulos que ahora están en Devil May Cry HD Collection, desde ayer a la venta para Xbox 360 y PS3.

El mayor encanto, tal como sucede con cualquier recopilatorio de títulos de la anterior generación que vienen con la cara lavada en cuanto a gráficos HD, es el hecho de poderlos jugar todos de seguido desde el mismo disco y además hacerlo con algo más de calidad y siendo también una oportunidad perfecta para quienes no los jugaron en su día, el contrapunto está en que los errores o cosas mejorables que pudieran tener, seguirán existiendo ya que todo eso llega tal cual.

Es curioso cómo han pasado los años por Devil May Cry y que al ser un hack ‘n slash se note ahora bastante tosco en jugabilidad si lo comparamos con algunos otros más actuales, y sin embargo uno los disfruta igual en cuanto se mete de lleno en la historia de Dante, uno de los personajes más chulescos en la historia del videojuego.

En cuanto que nos ponemos manos a la obra para pasarnos los tres juegos de corrido, nos damos cuenta de que ya habíamos olvidado esa pesadilla de cámara automática del primer juego que apunta donde le viene en gana y por la que a veces nos tocará entrar y salir por pasillos y salas hasta que lo vayamos controlando. En el segundo juego, por su parte, eso está solucionado, pero la exploración y la historia salen perdiendo enteros al estar con unos escenarios muy mal diseñados (no en vano es el considerado peor por miles de usuarios). Mientras que en el tercero se alcanzó el summum: combos mucho más variados, jugabilidad más rápida, dificultad elevada, una exploración de las que marcan época…

Los juegos, obviamente son los mismos, como ya hemos dicho antes y por tanto el primero y el tercero son muy buenos y con un montón de acción y cosas a realizar, mientras que el segundo es más de tirar para delante y cuyo atractivo reside en pasárnoslo con Dante o con Lucía, para verlo todo desde dos perspectivas diferentes, además de que cada uno tiene su estilo de lucha, así que es como lo que hizo Capcom con Resident Evil 2, donde también teníamos la ruta del chico (Leon) y la de la chica (Claire), aunque en este caso ambos personajes tenían el mismo peso y con Dante y Lucía no es así, recayendo siempre toda la atención sobre el hijo de Sparda.

Página 1 de 212