(Análisis) Epic Quest

¿Os gustan los juegos de rol? No entremos en diferenciaciones sobre si de acción, por turnos, japoneses u occidentales, simplemente en lo que es el rol en sí. Desempeñar un papel ficticio, tener una historia y demás. Vale, si la respuesta es afirmativa, contestad ahora a esta nueva pregunta: ¿os divierten los pinball?

Ya dicho eso, ¿alguna vez habéis visto un pinball en el que subáis de nivel y tengáis batallas que os den experiencia y para las cuales un buen equipamiento no está de más? Pues el último de Zen Studios, que ha salido para iOS, Android, PS3 y Xbox 360 tiene precisamente todo eso. Su nombre es Epic Quest y es bastante original, así que os recomendamos que leáis el análisis para que os enteréis bien de qué ofrece.

En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme…

En Epic Quest seremos un joven caballero llamado Max que está en la Edad Media y que parece más un caballero andante que otra cosa y, de hecho, toda la estética y lo que vaya sucediendo es de lo más quijotesco y nos parecerá estar con Alonso Quijana enfrentándonos a gigantes imaginarios que en el fondo no son más que molinos.

Tendremos que controlar la bola como en cualquier otro pinball, solo que esta vez en lugar de un montón de misiones no encadenadas, hay una pequeña historia de fondo en la que Max, al igual que Mario, tiene que rescatar a una princesa.

Sobre Rosi Ortega 3922 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @Rosi_Ortega

Sé el primero en comentar

Deja un comentario