(Análisis) Hakuoki: Demon of the fleeting blossom

hakuoki

hakuoki

Hakuoki: Demon of the fleeting blossom es la última apuesta arriesgada de Aksys, ya que este juego es una aventura conversacional de tipo otome, o si lo preferís, un juego del tipo visual novel con posibles citas desde la perspectiva de controlar a una mujer que puede terminar con un chico u otro. Normalmente, la mayoría de videojuegos de este tipo están ideados a la inversa, teniendo a un chico por el cual todas se derriten a su paso, es decir, que se las lleva de calle sin pestañear.

Francamente, estamos tan acostumbrados a ver a Idea Factory con otro tipo de trabajos, que cuando vimos que se salía de su ecchi para mocetones con cosas como Hyperdimension Neptunia o la saga Agarest o a cualquier otro rpg en los que suele trabajar para meterse de lleno en un juego más dirigido al público femenino, pero con bastantes toques de shonen y centrado en la historia japonesa de la época del bakumatsu, nos quedamos un poco idos. Nos pilló por sorpresa y eso no quiere decir nada negativo, simplemente demuestra que es una compañía dispuesta a no quedarse anclada y a seguir experimentando intentando llegar a varios tipos de público.

Este Hakuoki: Demon of the fleeting blossom es un port para PSP del primero de los juegos de la serie Hakuoki que la compañía IF sacó en primera instancia para PS2. Si bien el pc suele ser la plataforma escogida siempre para las visual novel, en este caso no fue así, como tampoco lo fue en los seis juegos posteriores que también han salido solamente en consolas y varios de ellos ya tienen ports también. Sobre si llegan a occidente más, dependerá del éxito que tenga éste del que hoy hablamos, aunque si es por calidad, desde luego deberían hacerlo.

Cabe decir que en Japón, Hakuoki tiene bastante popularidad y que hay un manga basado en los juegos y tres series de animación que precisamente relatan lo mismo que se ve en Hakuoki: Demon of the fleeting blossom, siendo las dos primeras de la serie realmente una sola dividida en dos temporadas y lo último cinco ovas o capítulos especiales que no se llegaron a emitir por televisión y en donde cada una de ellas es la ruta de uno de los cinco miembros del shinsengumi a los que podemos intentar conocer mejor.

La historia japonesa con ligeras modificaciones.

Tras la unificación japonesa después de la batalla de Sekigahara que dio por concluido el periodo Sengoku, se entró en pleno shogunato de Tokugawa y, con ello, en el bakumatsu donde el shinsengumi, una fuerza policial, tenía un papel muy importante en una época complicada en la historia japonesa. No queremos entrar en más detalles, sólo queremos que con estos básicos datos sepáis de a qué momento nos traslada el juego y que, además, es muy fiel a hechos reales de los años comprendidos entre 1867 y 1870 aproximadamente, con la salvedad de que al estar ante un juego, hay también parte de ficción para darle más emoción y no estar ante un manual de historia del siglo XIX.

Con todo esto, podéis haceros a la idea de que la labor de documentación de los encargados de desarrollar Hakuoki no ha sido precisamente pequeña y estaríais en lo cierto, además hay una enciclopedia dentro del propio videojuego que es una maravilla, porque cuenta de manera muy sencilla términos de todo tipo o explica quién es cada uno de los personajes importantes de los que se habla en algún momento, para quien quiera aprender cosas y que esto le sea didáctico y entretenido.

Chizuru emprende su camino.

La protagonista que lleva por defecto como nombre el de Chizuru, aunque se nos da opción a cambiárselo por otro si es lo que preferimos, nos cuenta al principio de todo cómo acabó bajo el mismo techo que los del shinsengumi.

Si Marco se iba de viaje en busca de su madre en la serie de animación, Chizuru hace lo mismo con su padre ya que quedaron en escribirse cada día y de repente un día ya no le llegan más cartas y se preocupa por lo que decide irse de Edo (actual Tokyo) a Kyoto, de donde tuvo noticias por última vez de su progenitor. Como ella había oído que Kyoto es un lugar muy peligroso, en plena decadencia de los samurai y a poco de su extinción, decide ir disfrazada con ropas de muchacho, para así sentirse más protegida y, por si las moscas, coge su kodachi para defenderse de cualquier amenaza.

El cómo va vestida Chizuru no es un dato chorra, sino que es importante ya que precisamente tras un altercado en un callejón y ya en el edificio donde habitan los miembros del shinsengumi, se nos dan varias opciones para que no nos corten la cabeza allí mismo y además, sea cual sea nuestra decisión, nos pasaremos todo el juego con el despiste con la gente de fuera al estar con indumentaria masculina para ocultar el género.

Una vez que nos establezcamos en el shinsengumi, conoceremos a cinco chicos con los que podremos acercarnos más para descubrir cuáles son sus preocupaciones, miedos y hasta llegar a intimar con ellos, estos cinco escogidos con: Toshizo Hijikata, Hajime Saito, Souji Okita, Heisuke Tondou y Sanosuke Harada, aunque hay otros tantos hombres pertenecientes al shinsengumi que aparecen por ahí aunque no podamos tener una relación tan estrecha ni entrar en una ruta con ellos. No obstante, hay un personaje ajeno a todos estos, que es bastante importante en la trama de esta historia y que se llama Chikage Kazama.

Algo en lo que no se columpia el juego, por más que al principio parezca que los meses pasan volados, es en citarnos cuándo muere cada miembro del shinsengumi y cómo lo hace, aunque en según qué rutas y bajo según qué circunstancias, y por hacer más interesante el guión, una muerte casi segura pueda cambiarse a ser más bien como un muerto en vida o un pobre loco, es decir, se mete algún toque ficticio del que no hablaremos para evitar spoilers, aunque ya en el propio opening del juego se aprecian pantallas como de “vampirización” que podrían darse en algunos personajes de manera real o en una visión o mal sueño de Chizuru, pero eso es algo que cada cual deberá descubrir por sí mismo, ya que todo Hakuoki está lleno de secretos y misterios, comenzando por la desaparición del padre de la jovencita.

La narración del juego está hecha de manera que uno siempre se siente interesado por saber más y el cómo cambian los hechos en función de nuestras opciones  parece no tener fin y casi parece que se nos abran caminos infinitos a cada nueva decisión que tomemos por lo que es altamente rejugable ya que continuamente en cada partida, descubriremos cosas nuevas.

Hakuoki no es como otras visual novel. Para empezar tenemos las dos variantes de ellas en ella misma, es decir, el que se nos entremezclen las historias junto con hechos paralelos y comunes a todas las rutas y también tenemos el que a partir de cierto momento, los últimos capítulos sean completamente diferentes para cada una de las rutas y hasta pudiéndosenos quedar estas cortadas sin un romance o hasta con un game over por haber fracasado anteriormente en algo que fuera fundamental, por lo que ni es un juego sencillo de simplemente dar click, ni estamos ante algo pobre.

Gráficamente, sus CG son muy llamativas con un estilo muy shonen y con una buena colección de imágenes muy bonitas y curradas de momentos de flirteo, aproximaciones, rescate, intentos de secuestro y un largo etcétera. El colorido y la cantidad de fondos que hay también están muy bien y, sobre todo, con lo que uno de verdad se mete de lleno en la historia es con la música de ambiente y con las espectaculares voces de su versión original.

En Hakuoki: Demon of the fleeting blossom, probablemente más de uno y de dos terminen con ganas de verse el anime, para ver en movimiento algunas de las escenas que ocurren y no tener que imaginarse con un fundido en negro y un choque de katanas cómo podrían ser realmente las luchas.

Se nos olvidaba decir que el indicador de cómo vamos con nuestros chicos está en que en algunas conversaciones saldrán como flores brillantes alrededor de ellos, como diciéndosenos que hemos ganado puntos (al más puro estilo de los social link en Persona) y además, cada vez que guardemos una partida se verá justo la cara de aquel que esté más conforme con nosotros y con el que será más fácil que terminemos, siempre que no se nos trunque el camino.

8,7

Conclusiones:

Hakuoki: Demon of the fleeting blossom es interesante y diferente a lo que suele llegar a occidente. A pesar de ser una visual novel, no es como en otras donde la mayoría de respuestas no importan en verdad, ya que aquí todo nos cambiará la manera de ver el entorno de Chizuru y nos delimitará para conocer más a nuestros compañeros y tener un final u otro, a veces incluso llevándonos a un fracaso inesperado.

Didáctico y fiel con la historia japonesa como pocos, aunque por supuesto con ciertas licencias para darle un fondo ficticio y tener pegados a la PSP, estamos probablemente ante una de las sorpresas de este año.

Sobre Rosi Ortega 4000 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @Rosi_Ortega

5 Trackbacks / Pingbacks

  1. Fecha de salida para Hakuoki: Warriors of the Shinsengumi - SavePoint
  2. Aksys Games anuncia Sweet Fuse: At your Side otro juego otome - SavePoint
  3. Aksys anuncia un tercer título de la saga Hakuoki - SavePoint
  4. Hakuoki: Memories of the Shinsengumi llegará a Europa para Nintendo 3DS - SavePoint
  5. Los cerezos de Hakuoki: Edo Blossoms florecerán en primavera - SavePoint

Deja un comentario