[Análisis] Hatsune Miku: Project Diva F 2nd

projectdivaf2nd1

Miku Hatsune ha demostrado que no hace falta ser real para convertirte en un fenómeno de masas a nivel mundial. La idol virtual nacida en el sintetizador de voz Vocaloid creado por Yamaha y Crypton Future Media no sólo ha cosechado un torrente de fans con sus vídeos, conciertos y mercadotecnia en Japón, sino que incluso ha conseguido ser invitada especial en el tour de Lady Gaga o aparecer en el programa de David Letterman en EE.UU. Como no podía ser de otra forma, su éxito también se ha visto reflejado en el mundo de los videojuegos.

Project Diva F 2nd es la octava entrega de la franquicia principal de juegos rítmicos basados en Vocaloid desarrollada por Sega, siendo lanzado para PS3 y PS Vita en Japón en marzo de 2014, cinco años después de la primera en PSP, siendo la segunda en ver la luz en Occidente y la primera en hacerlo en formato físico. En esta ocasión contamos con un listado de 40 canciones, sin tener en cuenta los DLCs, en el que regresan algunos clásicos como Melt, Luka Luka Night Fever, SpiCa, Sakura Rain, Romeo and Cinderella, Close and Open, Demons and the Dead, Double Lariat, I’ll Miku-Miku You (For Reals) o The World is Mine y aparecen por primera vez en la saga temas tan populares como Two Breaths Walking, Love-Hate, Pinky Swear, This is the Happiness and Peace of Mind Committee, Cantarella, Kagerou Daze o Decorator. La selección es variada y muy satisfactoria, apostando claramente por el pop-rock más acelerado y animado pero teniendo en cuenta diferentes géneros, influencias y ritmos. En este caso, tenemos a nuestra disposición hasta seis Vocaloid, comenzando con la omnipresente Miku, siendo acompañada por Luka, los hermanos Rin y Len, Meiko y Kaito.

projectdivaf2nd2El objetivo del juego es el mismo que el de anteriores entregas, conseguir alcanzar una puntuación mínima en cada canción para superarla y poder desbloquear otras nuevas. Para ello debemos pulsar los botones de nuestro mando o consola al ritmo de la música, existiendo varios iconos a tener en cuenta. Además de las notas normales, también tenemos aquellas en las que hay que mantener pulsado el botón correspondiente durante un tiempo determinado, las flechas en las que hay que presionar un botón y una dirección del d-pad de forma simultánea y las estrellas, que se activan moviendo uno de los joysticks o tocando la pantalla de la PS Vita. En esta ocasión se añaden dos iconos nuevos, las estrellas dobles con las que hay que mover los dos joysticks a la vez y las estrellas link con las que tenemos que seguir con el dedo las formas que aparecen con la pantalla táctil de la PS Vita o ir moviendo la palanca del mando a medida que la estrella va realizando su recorrido en PS3.

Combinando estos diferentes iconos, en pantalla se mostrará una barra de puntuación que irá aumentando a medida que vamos acertando notas y que marca el mínimo a alcanzar, así como los límites para obtener una valoración Standard, Great, Excellent o Perfect, que se combina con una barra de estado que se llenará mientras siga nuestro acierto y prolonguemos nuestro combo o se vaciará si fallamos continuamente, pudiendo alcanzar un Game Over antes de que la canción en cuestión termine. Para ayudarnos a alcanzar la puntuación mínima, en cada tema existen dos tipos de tramos especiales. Uno de ellos es la Technical Zone, existiendo dos en cada pista, en las que tenemos que realizar un combo determinado sin fallo para conseguir puntos extra; mientras que en el Chance Time debemos llenar una barra especial acertando notas durante un tiempo limitado sin que tengan que ser consecutivas y culminando con una estrella gigante que nos otorgará una gran puntuación adicional y una escena extra en el videoclip si conseguimos pulsarla a tiempo y hemos llenado esa barra.

Con todos estos ingredientes, el desafío de Project Diva F 2nd es ajustado pero siempre justo, con una curva de dificultad algo abrupta al principio en la dificultad Normal mientras intentamos acostumbrarnos a los controles pero que no lasta una jugabilidad muy pulida y un mapeado de iconos realizado con cuidado e inteligencia en las distintas canciones, recreando los distintos tramos musicales de forma muy fidedigna a lo que estamos escuchando y permitiendo un margen suficiente de acierto para no tener que ajustar al máximo las notas y aumentar nuestro combo. La combinación de los diferentes iconos, las Technical Zone y losprojectdivaf2nd3 Chance Time, sumado a que cada tema tiene su propio ritmo al que tenemos que ajustarnos (provocando que, por ejemplo, tres notas situadas de forma consecutiva a la misma distancia se pulsen a diferente velocidad según el caso), crean un reto que demanda precisión, concentración y reflejos, a lo que hay que sumar la importancia que se da a nuestro oído musical. Para superar las canciones más difíciles tenemos que evadirnos de la presentación visual y centrarnos en el ritmo, tomando únicamente los iconos de la pantalla para saber qué botón pulsar pero guiándonos siempre por el sonido y no por el movimiento de las notas. Si tenemos un oído de palo tendremos muy difícil superar algunos temas incluso en dificultad Normal pero nunca sentimos que el juego abusa de nosotros o que está proponiendo algo fuera de nuestro alcance, aunque es cierto que el uso de los joystick en las notas estrella no es tan cómodo como debería, especialmente en la dificultad Extreme en el que se alternan el uso de botones y palancas. De todas formas, la jugabilidad motiva a volver una y otra vez a las distintas canciones no sólo para intentar aumentar nuestra puntuación, sino por la mera satisfacción de jugar.

El sentido de progreso y recompensa también está muy bien implantado en Project Diva F 2nd. Al principio sólo tenemos disponibles unos pocos temas pero, cada vez que superemos uno, se irán desbloqueando más. A eso hay que sumar que también desbloquearemos módulos (vestimentas) y accesorios para que los luzcan nuestros Vocaloids en los videoclips y skins para personalizar el HUD del juego, que podemos comprar en la tienda gracias a los Diva Points que vamos ganando cada vez que superamos una canción. Hay una gran cantidad de contenido que desbloquear y algunos de ellos demandan que cumplamos requisitos muy concretos, por lo que siempre existirá motivación para jugar una y otra vez más allá de la propia satisfacción y diversión de hacerlo. Pasarán muchas horas hasta que consigamos ver el 100% de este título.

Por si no fuese suficiente con los temas presentes, existe el modo Edit en el que podemos crear nuestros propios videoclips y mapeados de notas para cualquier canción que se nos ocurra siempre que copiemos su archivo mp3 a nuestra consola. Podemos optar por un sistema simple o avanzado para trabajar, con los que se nos ofrece un estudio de edición en el que los diferentes elementos (duración, escenario, personaje, animaciones, sonido, notas) están divididos en barras independientes organizadas sobre una escala de tiempo, de forma que podamos sincronizar perfectamente todos ellos. La herramienta es bastante potente y sencilla de utilizar, requiriendo un mínimo de oído musical, habilidad y paciencia para crear canciones a nuestro gusto y que podemos compartir con la comunidad de jugadores de Project Diva si las subimos a PSN, teniendo la posibilidad a su vez de descargarnos las de otros usuarios aunque tendremos que obtener el archivo mp3 del tema en cuestión por nuestra cuenta. Para facilitar nuestro trabajo, podemos editar mucha información de nuestras creaciones, incluyendo una contraseña para que sólo nuestros conocidos lo descarguen, y valorar las de otras personas. Esto aumenta la vida del juego de forma notoria.

projectdivaf2nd4

Si ya hemos tenido suficiente pulsando botones al ritmo de la música, podemos tomarnos un respiro con DIVA Room, un modo en el que interactuar con nuestros Vocaloid mientras pasan el tiempo en sus habitación al estilo Sims. Nuestro deber es que se sientan lo más felices posible, ya sea aumentando nuestra afinidad con ellos acariciando su cabeza, jugando a las palmitas y a piedra-papel-tijera o comprando nuevos muebles, decoraciones, regalos y objetos que desbloqueamos superando canciones y comprándolos en la tienda. Según la configuración que exista en cada habitación se activarán diferentes eventos, normalmente gags de lo más cómicos, como desastrosos intentos culinarios con la plancha de cocina, apasionadas interpretaciones de guitarra, peleas por comerse el último trozo de estofado o frustraciones al comprobar que el ordenador portátil no funciona. Es un modo superficial pero es innegable el encanto de ver a los distintos Vocaloid interactuando entre sí o con los objetos para liberar su vis más divertida y entrañable, dando la verdadera impresión de que tienen vida propia. Seguramente acabemos invirtiendo más tiempo del que pensábamos en el DIVA Room sólo para intentar activar nuevos eventos.

Para completar el contenido de Project Diva F 2nd también tenemos disponibles un Live Studio en el que presenciar actuaciones en vivo de los Vocaloids mientras manejamos las distintas cámaras en un total de ocho temas (Sweet Devil, Cat Food, Hello Worker -Live Edition-, Erase or Zero -Live Edition-, Piano x Forte x Scandal, Love-Hate -Live Edition-, Tokyo Teddy Bear y Glow) y un Photo Studio con el que tomar capturas de Miku y compañía en diferentes poses, vestidos y escenarios, controlando todas las variantes a nuestra disposición de una forma sencilla y completa. Como en el resto del juego, las posibilidades son numerosas y pueden pasar horas y horas mientras trasteamos con todas las opciones.

projectdivaf2nd5Por si no fuera suficiente con el gran catálogo musical, la jugabilidad y el contenido, el apartado gráfico acaba de redondear el juego. Mientras que los menús son sencillos y prácticos, los videoclips que acompañan cada canción son uno de los puntos más destacados de Project Diva F 2nd. Cada uno de ellos está realizado con un nivel de calidad y mimo muy alto, recreando perfectamente la vertiente profesional de lo que debe ser el acompañamiento visual de un tema musical utilizando diferentes recursos, sin nada que envidiar a los que protagonizan artistas de carne y hueso de fama mundial. En algunos de ellos podemos disfrutar de coreografías muy atractivas y profesionales en escenarios llenos de vida y color mientras que en otros asistimos a historias que se desarrollan de forma ágil y sincronizada con la música. Los modelos poligonales y las texturas son de gran calidad, de líneas suaves, colores vivos, enorme exprisividad y gran resolución, a lo que hay que sumar unas animaciones simplemente fabulosas, de una naturalidad y realismo pasmosos, nunca dando la sensación de que nos encontramos con algo artificial y rígido, todo un logro digno de mención y que muestra el cuidado con el que Sega ha desarrollado este producto. La gran mayoría de vídeos son golosinas muy atractivas para la vista, como las excelentes coreografías de Love-Hate, Clover Club, This is the Happiness and Peace of Mind Committee, Double Lariat, 2D Dream Fever o The World is Mine; la potencia guitarrera de Two Breaths Walking, la turbadora historia de Pinky Swear, la naturalidad y el dinamismo de Hello Worker, el combate de Knife, el bucle temporal de Kagerou Daze, el bello cuento en 2D de Meteor o el delirio de Envy Cat Walk y Two-Sided Lovers. De hecho, en ocasiones estos vídeos son tan interesantes o tienen tal cantidad de detalles y elementos que pueden despistarnos fácilmente a la hora de pulsar las notas que aparecen en pantalla, especialmente si tienen un color similar al fondo, por lo que sería recomendable que se utilice algún recurso para hacer destacar más los distintos iconos en un futuro. Si bien es un problema que ocurre sólo en determinados momentos, es fácil que nos estropee un combo negándonos ese Perfect que buscamos con tanto ahínco.

8,5

Conclusiones:

Project Diva F 2nd es un juego musical con una selección musical variada de mucha calidad, una jugabilidad pulida y desafiante, un gran cantidad de contenido y un apartado visual brillante que conforman un producto totalmente recomendable para cualquier aficionado al género aunque nunca se haya introducido en el mundo de los Vocaloid. Gracias a la satisfacción, diversión y las innumerables opciones para alargar su vida que ofrece, acabaremos invirtiendo muchas horas en él.

Sobre Daniel Rodríguez 58 Artículos
Hedonista que quedó atrapado en el mundo de los videojuegos desde Link's Awakening, disfruta consumiendo miles de horas en RPGs y las franquicias Metal Gear Solid y Yakuza mientras devora dulces sin parar.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario