[Análisis] Hatsune Miku: Project DIVA Future Tone

Hatsune Miku: Project DIVA Future Tone se encuentra ya en las tiendas digitales de América y Europa y lo ha hecho de una manera completamente diferente a lo habitual. Por un lado tenemos la interfaz del juego con algunas opciones, trajes y dos canciones, para poder probar de manera gratuita este título de ritmo y por otro están los dos packs de contenido, a un precio de 29,99 euros cada uno que, bajo los nombres de Colorful Tone y Future Sound incluyen más de 100 canciones cada uno; aunque para quienes quieran tener la experiencia completa existe la posibilidad de hacerse con ambos a un precio de 54,99 euros

La diva más popular de Vocaloid ha vuelto acompañada de unos cuantos amigos entre los que no solo están los habituales Rin, Len, Meiko, Luka o Kaito, sino que hay varios extras, aunque, por supuesto, para Miku es para quien hay más trajes, accesorios e incluso peinados; teniendo más opciones de personalización que en ningún otro juego de la serie hasta la fecha.

Resulta curioso cómo los orígenes en consola de Miku se remontan a exclusividades en portátiles (como ejemplo tenemos en la web el análisis de Project Diva Extend), pasando después por multiplafatorma (Project Diva F 2nd) y tornando a un cambio precisamente ahora con Hatsune Miku: Project DIVA Future Tone, al ser exclusivo de PS4, donde SEGA se ha esmerado en hacer que todo luzca mejor que nunca con su resolución a 1080 y todas las mejoras en los vídeos que tenemos de fondo en cada una de las canciones y que podemos ver sin jugar en caso de que alguno nos guste especialmente o queramos echarle un ojo primero antes de despistarnos en mitad de una canción, rompiendo nuestro combo o incluso provocando que no superemos la fase.

Que el ritmo fluya de tus dedos.

 El planteamiento de Hatsune Miku: Project DIVA Future Tone es el mismo que en cualquiera de la serie, tanto de consola como de máquinas recreativas: pulsar el botón correspondiente en el momento preciso. Cuanto más elevado sea el nivel de dificultad escogido, más exigente será el juego y no solo por mandarnos hacer más virguerías entre atinar en varios tipos de botones cuando toca, sino porque se nos pide acabar cada canción con un porcentaje mayor de éxito, de manera que no es solo una cuestión de supervivencia, siendo esto algo más destinado a momentos puntuales en los que podamos liarla un poco, o para que no estemos obligados a jugar hasta el final si no estamos atinando con ninguna nota, ahorrando así tiempo para practicar más.

Hatsune Miku: Project DIVA Future Tone es un juego al que dedicarle bastante tiempo por lo difícil que se torna según vamos yendo a canciones que nos vienen marcadas con más y más estrellas de dificultad. No llegaremos a hacernos un nudo en los dedos, pero probablemente estemos cerca en más de una ocasión y lo que podemos asegurar es que más de uno tendrá momentos de frustración mientras se pica por superar cualquiera de las canciones en Extreme o incluso Extra Extreme, la dificultad más exigente que viene como extra para quienes tengan la versión completa. Volviendo al tema de su contenido, recomendamos encarecidamente haceros con los dos lotes. El pack Future Sound incluye canciones de los Project Diva de PSP así como de Project Diva F, teniendo así por ejemplo cosas como Freely Tomorrow, From Y to Y, Gemini, Grumpy Waltz, Ievan Polkka, Just Be Friends, Love is War, Marginal, Melt, Po Pi Po, Senbonzakura -F. Edition o The Disappearance of Hatsune Miku; mientras que en el Colorful Tone encontraremos canciones sacadas de Project Mirai DX y muchas exclusivas de la versión recreativa japonesa, entre las que se encuentran After Burner, Gizmo, Kimi ni, Kokoro, LeiaLike the Wind, Out of Eden, Romeo and Cinderella, slump, Stardust Utopia, Step Forward, The World is mine, Time Limit o Wolf Girl. Por tanto, son packs complementarios al 100%, que casi podríamos decir que conforman un Miku Remaster de todos los anteriores y, recordamos, la dificultad Extra Extreme se consigue solo teniendo ambos, así como el sistema de personalización de peinados.

Entre las más de 300 opciones de personalización encontraremos trajes de cada uno de los videoclips de las más de 200 canciones de este juego, así como algunos especiales como pueden ser el de Sonic, Ulala de Space Channel, Alicia Melchiott de Valkyria Chronicles o Sarah Bryant de Virtua Fighter. Esto de la personalización es divertido y vistoso ya que podemos hacer que salga nuestro personaje favorito en pantalla con las ropas escogidas o por ejemplo en canciones con más de un integrante, que haya varias Miku en pantalla o que sean los originales pero no con sus ropas de ese videoclip, sino con un estilo gótico, o con el traje de instituto, etc.

Los gráficos son coloridos y muy bonitos, los vídeos lucen estupendamente mientras jugamos en nuestro televisor y es muy dinámico ver cómo las notas aparecen desde cualquier parte de la pantalla, bailando, desafiándonos a presionar en el momento justo para mejorar nuestra puntuación final ya que, a fin de cuentas, se nos valorará en función de cómo lo hagamos y tendremos medallas de bronce, plata y oro según nuestros resultados y, si somos muy buenos, nos quedará el buscar el full combo en todo, mejorando la marca personal.

Hatsune Miku: Project DIVA Future Tone sigue estando pensando para amar a Miku en solitario. No hay ningún modo para dos jugadores adicional al normal, ni siquiera para comparar nuestros puntos con los de un amigo o familiar con el que compartamos la consola, pero eso no evita que no llame la atención de cualquiera que se fije un momento en esta idol y sus compañeros, en cómo se mueven por los escenarios como si fueran estrellas del pop de verdad y, sobre todo, en lo divertido que es sentir esa experiencia arcade en casa de jugar partidas cortas e intensas entre un gran repertorio a nuestra disposición sin ver cómo nos desciende el dinero de la cartera con cada nuevo intento e incluso subiéndonos el virtual para comprarles cosas a nuestros personajes, mientras se incrementa también nuestro rank; algo que tan solo muestra cuánto nos hemos volcado en este título de SEGA en el que hay varias opciones añadidas para ver por ejemplo los videoclips sueltos o practicar de manera libre fuera del modo por puntos.

8,8

Conclusiones:

Hatsune Miku: Project DIVA Future Tone es el juego más completo y desafiante de la diva de vocaloid y sus amigos. Luce espectacularmente bien en PS4 y seguramente terminaréis tarareando alguna canción porque sea de vuestro agrado o porque os martillee la cabeza al tener que rehacerla varias veces porque os hayáis vuelto un poco locos con las notas apareciendo de todas partes y pidiendo que las dejéis dadas o que hagáis cambios rápidos de una a otra Es un título imprescindible para los fans de Hatsune Miku y una manera de entrar por la puerta grande a su escenario.

Sobre Rosi Ortega 3997 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @Rosi_Ortega

1 Comentario

  1. El juego es 100 por ciento recomendable sin embargo es mucho mas dificil que sus antecesores a veces me ha tocado poner los dedos de diferentes formas para tocar algunas canciones en extremo, lo que si me gusto fue la posibilidad de poder combinar trajes con estilos de cabello ya que se pueden hacer unas combinaciones geniales, recomiendo comprar la season pass que incluye 12 canciones y muchos mas modules a mi me encanta el juego y espero no ser el unico que piense asi

Deja un comentario