[Análisis] Hyperdevotion Noire: Goddess Black Heart

hyperdevotionnoire

La franquicia Neptunia no sólo nos ha ofrecido JRPGs para disfrutar sino que, en su dilatada carrera, nos ha ofrecido incursiones en otros géneros, como la acción de Hyperdimension Neptunia U: Action Unleashed, la música de Producting Perfection o el SRPG de Hyperdevotion Noire: Goddess Black Heart.

HUMOR MARCA DE LA CASA

Desarrollado por Sting (Riviera: The Promised Land, Yggdra Union, Baroque) y publicado para PS Vita en 2015 y Steam este año, el juego no está situado en el mundo de Gamindustri, sino en otro paralelo pero muy similar llamado Gamarket. La protagonista de la historia en esta ocasión, y como bien señala el título, es Noire, que lucha contra las otras CPUs por el dominio mundial. Cuando parece que lo ha conseguido, sus poderes desaparecen tras la aparición de un misterioso personaje. Para conseguir devolver todo a su sitio, nosotros encarnamos al secretario de la CPU de Lastation para ayudarla en todo lo que podamos.

hyperdevotionnoire2

Como ya saben todos los aficionados de la saga, sus tramas siempre han sido sencillas y dedicadas casi exclusivamente al humor, la parodia y los guiños más o menos sutiles. Este caso no es diferente y es un nuevo ejemplo de ese cachondeo festivo y sin complejos de los Neptunia, incluyendo críticas a compañías y tendencias de la industria así como a tópicos y clichés del mundo de los videojuegos. No sólo aparecen las ya conocidas Noire, Neptune, Vert y Blanc, sino también otros personajes que son personificaciones de otras franquicias populares, como Lee-Fi (Street Fighter), Lid (Metal Gear Solid), Estelle (Dragon Quest), Ein Al (Final Fantasy), Ryûka (Yakuza), Tsunemi (Vocaloid), Wyn (Pro Evolution Soccer) o Generia G (Gundam). Todo sigue manteniendo la misma frescura de siempre, por lo que leer los diálogos entre ellas siempre es muy divertido y dan ganas de seguir adelante para ver cuál será su próxima ocurrencia.

COMBATES LIGEROS LLENOS DE MOE

La serie Neptunia siempre ha utilizado gráficos de marcado estilo anime y en esta ocasión no se sale de la norma pero le da una vuelta de tuerca. Mientras mantiene las escenas de conversaciones con dibujos y fondos 2D, usando los diseños de Victory, en los combates opta por los personajes SD (Super Deformed o chibi, es decir, de cabeza grande y cuerpo pequeño). Esta nueva estética encaja perfectamente con el espíritu alegre del juego, dotándolo de un aspecto encantador y vistoso, con animaciones sencillas pero muy efectivas, acompañados de escenarios caricaturescos llenos de color. A esto hay que sumar los efectos utilizados en ataques especiales, muy conseguidos y cómicos, desde conciertos de pop hasta apocalipsis retransmitidos por Nico Nico. No sorprenderá a nadie a nivel visual y se le nota su procedencia de Vita pero disimula sus carencias con mucha soltura. Además, el port está muy bien optimizado para PC, con varias opciones gráficas y un funcionamiento adecuado incluso en equipos poco potentes. Eso sí, se han detectado algunos problemas con la reproducción de algunos vídeos, como los de introducción, aunque no es algo que le ocurra a todo el mundo.

hyperdevotionnoire3

El sonido sigue teniendo una selección de temas alegres y ligeros, varios de los cuales proceden de la franquicia principal o son una versión de ellos, a lo que se suman unos efectos sonoros propios de una serie de dibujos animados. Sin embargo, lo más destacado en este apartado siempre ha sido el flamante reparto de actrices japonesas de voz. En esta ocasión regresan Asami Imai como Noire, Rie Tanaka como Neptune, Rina Satou como Vert y Kana Asumi como Blanc, a las que se unen otras dobladoras destacadas como Maaya Uchida (Hiyori en Noragami, Miyabi en Yamada-kun and the Seven Witches, Ranko en The Idolmaster) en el papel de Estelle, Yuka Ôtsubo (Kyôko en YuruYuri) en el de Lee-Fi, Sora Tokui (Nico en Love Live!) en el de Moru o Yoshino Nanjô (Eli en Love Live!) en el de Ryûka, entre otras. El trabajo sigue siendo excelente, con interpretaciones llenas de personalidad y gracia. El doblaje inglés no es malo pero palidece ante la versión original.

Como SRPG, Hyperdevotion Noire es uno tradicional pero muy entretenido. En cada capítulo, tras los diálogos que desarrollan la historia, tenemos una serie de misiones entre las que elegir, bien para avanzar en el argumento o secundarias. Debemos elegir un grupo entre los personajes que vamos consiguiendo, cada uno con sus características especiales, entre los cuales hay que seleccionar una líder que otorgará diferentes bonificaciones al grupo según quién sea. Las batallas se efectúan por turnos y a nuestra disposición contamos con los comandos típicos del género y la movilidad sobre una cuadrícula. Sin embargo, existe un contador especial en el que se contabilizan hasta 100 de los denominados Love Points. Estos puntos se consiguen realizando skills y magias cuando varios personajes están unos junto a otros hasta un máximo de cinco. Cuantos más sean, más puntos se ganan para poder gastarlos en ataques especiales sumamente poderosos, siendo más potentes y necesitando menos puntos cuanto más gente junta haya al efectuarlos. Esto anima a mantener en grupo a nuestras luchadoras, aunque esto también puede ser aprovechado por los enemigos para utilizar ataques de área. Estos Love Points también sirven para que las cuatro protagonistas puedan transformarse en su modo CPU, aumentando notoriamente sus parámetros durante tres turnos una vez por combate. También podemos utilizar cristales para cambiar la afinidad elemental de nuestras armas, así como usar magias correspondientes a cada una de ellas, para explotar las debilidades de los enemigos con cuidado de que ellos no hagan lo propio con nosotros. El equilibrio riesgo-recompensa está bien medido en este juego.

20160311111601_1

La variedad en las distintas misiones es más que suficiente, gracias a los diferentes objetivos que van más allá de eliminar a todos los enemigos e incluye cosas como proteger a un aliado, destruir objetos o llegar a un punto determinado del mapa. Los escenarios también tienen un surtido amplio de trampas y obstáculos, como ríos que sólo se puede cruzar sobre troncos móviles, cintas de transporte, minas o paredes electrificadas. Todo esto hace que el juego nunca caiga en la monotonía, gracias también a una jugabilidad ligera y sencilla pero divertida, con combates que nunca se alargan en exceso pero que siempre necesitan un mínimo de concentración para ser superados. Además, podemos pulsar un botón para pasar todas las animaciones de movimientos y ataques tanto de aliados como de enemigos, lo que ayuda a que los turnos pasen más rápido.

En nuestro cuartel general tenemos acceso a más contenido, algunos típicss de los Neptunia como la tienda, la creación de objetos o el desarrollo de discos que otorgan bonificaciones a nuestros personajes. También podemos visitar la habitación de Noire y comprar muebles y aparatos para cambiar su decoración acumulando puntos adquiriendo cosas en la tienda, lo que provocará que subamos la afinidad con nuestra jefa y la aparición de escenas con ella.

hyperdevotionnoire1

La longitud del juego si nos ceñimos a la historia principal es de unas 25-30 horas, aunque si contamos misiones secundarias y demás contenido supera con facilidad las 50 horas. La dificultad en general es equilibrada aunque tiene algunos picos de dificultad repentinos que nos pueden obligar a grindear un poco aunque si vamos completando las misiones secundarias al mismo tiempo que las de historia no deberíamos tener mucho problema en finalizar el juego.

7,5

Conclusiones:

Hyperdevotion Noire: Goddess Black Heart es un spin-off muy entretenido de la franquicia Neptunia, un SRPG ligero, variado y divertido con mucho humor y un apartado gráfico colorido que se convierte en una alternativa perfecta para quien quiera un título del género para partidas rápidas y no muy densas, aunque tampoco ofrezca nada realmente original.

2 Replies to “[Análisis] Hyperdevotion Noire: Goddess Black Heart”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.