[Análisis] Kuroinu Ch.1

Kuroinu es un juego tan extenso que MangaGamer ha decidido cortarlo en capítulos. El primero de ellos, lo que podemos encontrar ahora mismo en su tienda como Kuroinu Ch.1, incluye tres rutas, unidas al considerado arco inicial de la novela creada por Liquid y escrita por los mismos que se encargaron de esa misma labor en euphoria un juego con el que tiene en común que se trata de un hentai bastante fuerte, con escenas de lo más salvajes. Esto hace que, evidentemente, este título esté tan solo disponible desde la página de la editora, con su habitual sistema de puntos de fidelidad.

El subtítulo de este primer capítulo de Kuroinu es The Dark Elf Queen, Loyal Subject and Married Holy Knight.  Eso nos indica el perfil de las tres chicas, pertenecientes a cada uno de las tres sendas que podremos tomar, es decir, nos aclara que tenemos a la reina de los elfos oscuros, a alguien muy leal (a la reina) y a una caballero ya casada. No es necesario seguir ningún tipo de orden a la hora de leer las rutas, vamos, que podemos ir primero por ejemplo a la de la chica que más nos haya llamado la atención durante la presentación de la trama, justo antes del opening, donde ya ha habido alguna que otra violación y hemos podido ver las caras de otras mujeres con las que intimaremos en siguientes episodios. No obstante, nuestra recomendación es que os dejéis en realidad a Olga Discordia para el final si queréis guardaros la historia con más chicha justo para terminar así este capítulo en lo que esperáis el lanzamiento del segundo.

Estamos ante un mundo en guerra. En él, se ha ordenado a un grupo de mercenarios, los Black Dogs (Kuroinu) que terminen con este conflicto realizando un viaje, sin embargo, estos hombres deciden invadir el país de las elfas oscuras e instalarse ahí, obligando a las mujeres a saciar sus lascivos deseos.

Como es habitual en esto de los hentai, tan sólo se ha doblado a las chicas, es decir, que no oiremos a los chicos en ningún momento. Igualmente, muchos de los sonidos de estas féminas serán solo guturales, ya que la mayoría de escenas con las que contamos son las carnales. Eso no significa que no hayan realizado un buen trabajo en el apartado sonoro tanto en voces como en música o efectos, que aunque se suelan tener menos en cuenta, aportan lo suyo para que uno se meta mejor en el juego del que, por cierto, existe una adaptación animada, con cuatro OVA de media hora de duración cada una.

El escenario en que nos encontramos forma parte de un mundo de fantasía. Hay elfas oscuras, elfas, semielfas, humanos, semihumanos, orcos, trols, gárgolas… todo un batiburrillo de especies que han estado conviviendo durante épocas de calma y también de guerra. La manera de ser, de pensar de cada uno, viene dada especialmente por el grupo o raza a la que pertenece, aunque la influencia del entorno también colabora en ello. El ejemplo más claro de esto lo tenemos en Chloe, esa súbdita tan fiel a su reina, esa muchacha que está dispuesta a arriesgar todo cuanto esté en su mano para así salvar a aquella a la que prometió lealtad eterna.

Kuroinu es un juego con unos buenos diseños de personajes y que gráficamente no está nada mal. Tiene un buen número de imágenes CG únicas, de esos encuentros sexuales en los que hay multitud de fetiches y y castigos que se llevan a cabo. No es tan bestia como lo que pudimos ver por ejemplo en euphoria, pero igualmente no es algo que vaya a agradar a todo el mundo, sobre todo porque no es sexo consentido, no hay amor en ello, más allá del propio o del que se pueda tener por un acción. Tenemos un abanico extenso de prácticas poco comunes, en general, como: interracial, anal, lluvia dorada, bukake, fustas y distintos aparatos más de castigo. Nosotros no decidimos qué hacer en esos encuentros, sólo con quién serán, descubriéndose a cuentagotas datos en la historia.

Las tres heroínas poco pueden hacer contra sus agresores. Serán víctimas en múltiples ocasiones aunque traten de evitarlo defendiéndose, se retuerzan de dolor, imploren o pierdan la cabeza. Tres mujeres completamente diferentes no solo físicamente, sino en su trasfondo, del que nos llegará la información más gorda justo al final de cada una de sus rutas. Todas sufren no sólo por lo que les hacen, sino por cómo habría sido su vida sin esas vejaciones, sin esos hombres que no ven en ellas más que unos cuerpos de los que sacar un beneficio sexual y económico. El tema de la virginidad en esas tres mujeres no es simplemente por el morbo que pueda darles a Vult y sus hombres, sino que tiene peso en la historia que Claudia, la caballero de los templarios, esté casada y haya consumado, que Chloe también se estrenase y que Olga, la reina, tuviera su himen intacto.

7

Conclusiones:

Este primer capítulo de Kuroinu nos ofrece tres historias sobre tres personajes muy diferentes entre sí y también deja con el interés suficiente como para conocer a las otras seis chicas restantes que aparecen a la hora de seleccionar con quién pasar el rato, ésas por las que deberemos esperar hasta que salga el siguiente episodio. Termina de un modo abrupto en cualquiera de sus rutas, notándose que aún queda más por verse, de un modo u otro, para conocer el auténtico desenlace.

Sobre Rosi Ortega 3904 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @Rosi_Ortega

Sé el primero en comentar

Deja un comentario