(Análisis) Orbit

Orbit es lo último de Laughing Jackal (Cubixx HD, OMG-Z, Stellar Attack, Fighting Fantasy: Talisman of Death).

En este juego estamos en el espacio, con un pobre hombre al que su jefe obliga a realizar trabajos un tanto pecualiares. Tenemos que investigar los planetas del Sistema Solar y para ello iremos volando por cada uno de ellos con cachivaches de lo más variopinto, siempre además cosas cutres y medio rotas que puede conseguir uno del vertedero o que le sobran haciendo reformas en casa, desde luego nada de tecnología punta.

¿Y para qué volamos? Pues para ir llegando más lejos, reconocer los distintos terrenos, hacernos con reliquias y objetos valiosos que puedan servir al científico egoísta que nos manda de expedición y, de paso coger dinero para ir mejorando nuestros propulsores, comprar más fuel, etc. También, porque el dinero sobrante se lo quedará el crápula de siempre, claro.

El juego tiene unos controles muy sencillos: direccionales más equis para pasar texto, el despegue o comprar mejoras y círculo para utilizar los impulsores que nos compremos.

Sobre Rosi Ortega 4000 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @Rosi_Ortega

Sé el primero en comentar

Deja un comentario