[Análisis] Rance VI

Podéis leer desde hace unos días el análisis de Rance 5D aquí en SavePoint. En él os avisábamos de que MangaGamer había lanzado esa visual novel de PC en un pack junto con Rance VI, un episodio propiamente dicho de la serie Rance que vuelve a su cauce con un dungeon crawler bastante largo, con múltiples opciones, muy exigente y por supuesto hentai.

Nunca antes habíamos tenido ningún titulo de esta serie de AliceSoft en occidente de manera legal. A través de distribuciones de traducciones no oficiales, varios habían podido probar otros juegos de Rance, por eso se determinó comenzar desde el punto en que se ha hecho, para así captar tanto a los nuevos jugadores, mostrándoles un punto de partida adecuado, como dándoles a los antiguos fans, una continuación, sin tener que parchear una copia importada de Japón, con soporte oficial.

En Rance VI, el protagonista está sin un duro al no haberse privado de un solo capricho y haber estado una temporada sin irse de mazmorras ni estafar a nadie o ese tipo de cosas con las que no se gana una reputación respetable, pero si algún dinerillo que es lo que a él le importa para continuar sin dar palo al agua, bebiéndose hasta el agua de los floreros, fornicando como un conejo y diciendo barbaridades. Aun así, contra todo pronóstico, al llegar al reino mágico de Zeth, acepta un trabajo que, por su condición social, lo tiene recluido de un modo que él nunca se hubiera imaginado. Allí, no tarda en darse cuenta de que las cosas no son de color de rosa y termina liderando un grupo rebelde para llevar a cabo una revolución interna con la que obtener la libertad y poner en su sitio a los malvados hechiceros que tenían encerrados a todos los que no son capaces de hacer uso de la magia.

La historia, por tanto, os podréis imaginar ya por esa sinopsis, será bastante rica en Rance VI. Repleta de personajes con personalidades diferentes, Rance sacará lo mejor de sí mismo, o lo peor, según se mire y no perderá ninguna ocasión para tirar la caña y ver lo que pesca. Este personaje tan antiheroico subirá sus habilidades a la hora de luchar no solo mediante los propios combates, sino también realizando intercambios de fluidos con féminas o a través del onanismo.

El estilo de juego es el de un dungeon crawler de la vieja escuela, es decir, que estaremos ante un laberinto en el que nos moveremos en primera persona desvelando el mapa a nuestro paso, como por ejemplo en las series Wizardry o Etrian Odyssey. En Rance VI nos encontraremos con enemigos tremendamente extraños en ocasiones y está ese humor negro que destila por los cuatro costados no sólo cada vez que el protagonista abre la boca, sino en las múltiples ocasiones en las que veamos cosas tan fuera de lo común o leamos según qué conversaciones.

Rance VI tiene un estilo muy peculiar de juego a la hora de crear equipos y que los integrantes se vayan de ellos. El desgaste de los puntos que tiene cada personaje, nos obligará a cambiar de vez en cuando a los participantes, igualmente es necesario entablar amistad para sacar buen partido. Esto, que suena tan complejo, dentro del juego es simple y no nos dará ningún dolor de cabeza, como tampoco lo hará el hecho de tener que encontrar orbes por los mapas para continuar con la historia, aunque el tener todos los adicionales para sacar cada una de las CG ya es otro cantar y para ello sí que tendremos que tirar del afán coleccionista y de explorar absolutamente cada rincón tratando de sacarle al juego todo lo que es capaz de ofrecernos y no es poco en absoluto el contenido que tiene para nosotros.

Al no tratarse de una visual novel al uso, sino de un rpg por turnos en el que exploraremos sin parar distintas áreas, se nos da opción de jugar con teclado y ratón o de conectar un mando e incluso podemos usar ambas cosas dependiendo de cómo nos sintamos más cómodos ya que eso será importante en este título que dura varias decenas de horas.

Visualmente, debemos tener en cuenta que tiene 10 años, pero igualmente mapeados y sprites están bastante bien e incluso hay monstruos muy monos, aunque donde destaca, sin duda, es en las imágenes CG en las que lucen espectacularmente bien los diseños de personajes, repletos de detalles tanto en su físico como en su vestimenta,

8,9

Conclusiones:

Un dungeon crawler junto con una visual novel hentai pueden crear una mezcla explosiva. Así ha sido con Rance VI, que nada tiene que ver con el spinoff de la serie que venía en el mismo pack en occidente (Rance 5D) salvo algunos personajes, la importancia del sexo o su aspecto cómico. El arte del engaño o la violación se darán cita, de manera continuada, en este rpg por turnos repleto de chistes. Su duración es extensa pero no da la sensación de estar inflada artificialmente, al contar con una historia bien hilada. El estreno, de manera legal, de la serie Rance, por tanto no podría habernos dejado con mejor sensación.

Sobre Rosi Ortega 3922 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @Rosi_Ortega

1 Trackback / Pingback

  1. Evenicle anunciado para occidente - SavePoint

Deja un comentario