[Análisis] Return to Popolocrois: A story of seasons Fairytale

popolocrois

Se encuentra desde hace unos días en la eShop de Nintendo 3DS el videojuego ‘Return to Popolocrois: A story of seasons Fairytale’ la continuación directa del Popolocrois de PSP, aunque al tratarse de una nueva historia independiente, y habiendo quedado cerrados todos los cabos de la aventura anterior de Pietro, no es necesario haber jugado a ése título para disfrutar ahora de éste.

Return to Popolocrois: A story of seasons Fairytale tan solo ha salido en formato digital en Europa, pero el que no se encuentre en más tiendas que ésa a la que podéis acceder desde la propia consola a través de internet no debe asociarse a dudas sobre su calidad y, como muestra de ello os ofrecemos hoy un análisis para que no os quepa duda de que este rpg con granjas, este juego en el que se fusionan dos franquicias de Marvelous; la propia Popolocrois y Story of Seasons, no solamente es apto para todos los públicos según el código por edades, sino que abarca temas y mecánicas un poco para todos los gustos. Ciertamente, sus diseños son muy infantiles y si miramos la carátula con esos animalitos tan monos podemos pensar que Return to Popolocrois: A story of seasons Fairytale (al que de ahora en adelante sólo nos referiremos a él como Return to Popolocrois) está enfocado para los más pequeños de la casa, pero, repetimos, no es así, y no tardaremos en darnos cuenta al ver ya en el propio prólogo la crueldad que puede haber más allá de lo que aparentaban ser tan solo sonrisas en un mundo colorido, porque veremos que hay más de un mundo y que los planes de las malvadas brujas podrían consumirlo todo en la oscuridad, comenzando por las almas de los humanos a los que ven como sacrificios necesarios para dominar todo territorio explorado o por explorar.

09Un niño con aptitud de héroe, dos mundos que salvar.

Pietro, el príncipe del reino de Popolocrois es un botarate, un niño que no suele seguir las órdenes y que siempre se va de aventuras y a la que le gusta jugar con una joven bruja. Dentro de su carácter atolondrado y travieso, reúne las condiciones necesarias que todo héroe debe tener: valor y determinación, aunque eso, por sí mismo, de poco valdrá en cuanto que, engañado, termine en el mundo de Galariland, donde la oscuridad es mucho más intensa que donde él vive, que tan solo se habían notado algunas anomalías últimamente pero que, con su ausencia, ahora podría estar todo igual o incluso peor que en Galariland. Es por ello que es tan importante la compañía de los amigos en cuanto a combatir y devolver la luz y vida a ambos mundos y, desde luego tal y como están narradas las conversaciones entre los personajes y las aventuras que viven juntos, es tan humorístico como divertido formar parte de este viaje con Pietro y los demás. Dicho de otra manera, 01todo rpg que se precie debe tener personajes a la altura y desde luego en Return to Popolocrois ese apartado está cuidado hasta el más mínimo detalle, ya que los que tenemos no son para nada aburridos, porque por ejemplo tenemos una loba azul, un par de hermanos de personalidad opuestas pero ambos con gran corazón y que serán protagonistas de tantos chistes, un hombre-calabaza que ha perdido su memoria, etc. Hay cosas que se ven venir, pero el camino hasta dar con ellas, hasta tenerlas frente a nosotros es muy entretenido y además tampoco habrá que esperar mucho para confirmar las sospechas que podamos tener sobre tal o cual personaje, ya que son los datos que antes se revelan en la trama.

04Alternando tareas.

Nuestra meta es salvar ambos mundos de la destrucción, evitar que todo se consuma en la oscuridad, pero eso no significa que no podamos dar un rodeo, o unos cuantos. Que haya zonas cerradas de primeras para guiarnos hacia lo que debemos hacer, para que aprendamos cosas sobre las mecánicas en los primeros compases del juego, no significa que vayamos a tener las mismas limitaciones más adelante y, de hecho, cada vez son más las cosas que podemos hacer para alternar entre misión y misión. Para empezar, podemos ir haciendo misiones secundarias para personajes o ir arando la tierra y plantando nuestras semillas en una pequeña granja que será de nuestra propiedad, aunque más adelante también podremos tener más campos, animales, cazas de bichos, minería, obtención de objetos mediante síntesis, ganarnos la amistad de chicas de distintos pueblos… vamos, que más allá de ver cómo el perfil físico y mental de cada personaje va ligado directamente con su estilo de combate, o de ir de mazmorra en mazmorra para acabar con las fuerzas del mal, podemos entretenernos de bastantes formas así es que… quizás alguna vez nos sorprendamos diciendo aquello de: lo de salvar el mundo puede esperar, que yo tengo que plantar cebollas y recoger el huevo que acaba de poner una de mis gallinas.

13No obstante, todos esos extras carecerían de interés si la curva de dificultad, mazmorras y misiones que se nos proponen como reto no resultaran atractivas, pero lo son y acompañadas de esos rodeos con los que obtener recompensas de un modo u otro, queda alimentado todo jugador con aquello que puede buscar en cada momento: ir más al grano o descansar un rato e incluso horas o días tan solo hablando con aldeanos, sacando su materia prima y sacando dinero para ir a la última en equipamiento, que aunque no se vean los diseños de esas armas cuando luchamos, sí se reflejará todo en los resultados tras cada golpe realizado o recibido en este rpg por turnos en el que nos moveremos libremente por el escenario para acercarnos o alejarnos de los enemigos y pegar así cuerpo a cuerpo o a distancia, escogiendo también entre si hacerlo de manera ordinaria o tirando de habilidad en solitario o junto con algún compañero porque las opciones son ricas y variadas: podremos pegar a uno o grupal, realizar magias de tipo elemental o aprovecharnos del terreno para sacar una ligera ventaja. ¿Quién dijo aburrimiento?

Gráficamente esta curioso, tiene diseños resultones, su banda sonora no está nada mal, pero si en algo técnico sobresale es en el su doblaje y aunque no todos los diálogos tengan voces de fondo, los que lo hacen tienen una gran interpretación detrás, indistintanmente de qué idioma escojamos para ello de entre los dos disponibles que son inglés y japonés, teniendo dos pistas diferentes en el segundo de ellos.

Puede que a muchos les tire para atrás el que sus textos no estén traducidos al castellano. Con Return to Popolocrois tenemos el problema de siempre, se trata de un título de nicho del que los estudios de mercado no han previsto un número alto de ventas y por eso ni tan siquiera se lanza en formato físico, así que bastante es que sale en inglés, con una traducción ejemplar, de la que disfrutará cualquiera con ligeras nociones del idioma, aunque sea, quizás, con un diccionario a mano.

9

Conclusiones:

Return to Popolocrois: A story of seasons Fairytale es un rpg largo y muy divertido, dividido en capítulos de distinta longitud, pero todos ellos con gran fuerza en su argumento y con unas cuantas sorpresas, empezando porque más allá de su aparente estilo infantil, tenemos un juego bastante oscuro, con personajes cínicos y mucha mala leche, que puede disfrutar cualquiera independiente de su edad. Lleva consigo no solo una historia de aventuras con esos factores además de un humor siempre presente, sino que también posee un estilo de combate por turnos muy profundo y dinámico y que incluso puede ponerse en automático si vamos con prisa o se nos hace pesado en algún punto en concreto que busquemos subir algunos niveles. Como no todo es combatir y avanzar en la historia, en Return to Popolocrois: A story of seasons Fairytale no se han olvidado de la importancia de los extras y tenemos nada menos que distintas granjas de diferentes tipos en los que sembrar y recoger cosechas variadas para hacer uso de esos ingredientes en crudo (venta) o cocinados (alimentos), así como misiones secundarios, lazos de amistad con recompensa, etc. Un juego muy recomendado por todo lo que ofrece y por cómo lo ofrece.

Sobre Rosi Ortega 3785 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @Rosi_Ortega

Sé el primero en comentar

Deja un comentario