[Análisis] Stereo Aereo

La era de la globalización en la que vivimos nos permite disfrutar de productos de todas las partes del mundo pero sigue siendo exótico que nos llegue un juego de El Salvador, patria del estudio Stonebot Studio que, tras una pequeña trayectoria en smartphones, lanza su primer gran proyecto para PC bajo el título Stereo Aereo.

Los Stereo Aereo del título son un grupo musical espacial que viajan de concierto en concierto en sus naves a través de la galaxia pero, debido a un altercado en un bar, se ven obligados a huir de la policía para llegar a tiempo a su próximo bolo y… se meten en un buen lío. Así comienza un juego en el que se mezclan mecánicas propias de uno musical y un shooter vertical al estilo matamarcianos.

Nuestra nave se coloca en un camino vertical dividido en cinco calles, muy parecido al esquema de los Guitar Hero, en las que aparecen diferentes obstáculos y enemigos. Siguiendo el ritmo de la música debemos esquivarlos o eliminarlos, encadenando combos para aumentar nuestra puntuación o ganar puntos de vida si hemos perdido alguno. No hay power-ups ni nada parecido, estamos solos ante torres, coches de policía, explosiones o puertas que se van cerrando. En algunas de las fases tenemos que enfrentarnos a jefes con patrones específicos de ataque aunque no suelen distinguirse mucho de la jugabilidad habitual del juego.

El apartado audiovisual es todo un homenaje a los 80. Los gráficos son poligonales pero de formas rectangulares y colores planos, emulando muy bien el colorido de neon de aquella época. La velocidad del juego es perfecta, sin caídas de frame rate, y los obstáculos suelen estar bien señalizados, así como los diseños y las viñetas que ilustran la historia también tienen buen gusto por lo que, sin ser algo espectacular, el conjunto luce muy bien, incluyendo algunas referencias a bandas o películas como The Police o Mad Max.

Siendo un juego musical es obvio que la banda sonora tiene mucha importancia y, por fortuna, Stereo Aereo cumple con solvencia. Recrea con acierto algunas de las tendencias musicales más recordadas de los 80, con sintetizadores a toda máquina y guitarras hedonistas que se revuelcan en el hard rock más pegadizo. Y lo más importante, el mapeado de los niveles está bien adaptado a las canciones por lo que es fácil esquivar los obstáculos mientras movemos nuestra nave (y cabeza) al ritmo.

En general, el concepto de Stereo Aereo es original y está bien llevado a la práctica. Sin embargo, también tiene sus defectos. El primero de todos es la perspectiva, que muchas veces puede confundir al jugador sobre la posición de los obstáculos lo que, teniendo en cuenta la velocidad a la que discurre el juego y el poco margen de error que permite, nos condena al fracaso. Esto llega a niveles sangrantes en la última fase, en la que debemos avanzar entre puertas que se cierran casi del todo. Sin embargo, el indicativo de la calle por la que tenemos que pasar se marca en la parte superior de las puertas, no en la inferior, algo poco lógico y muy confuso. A través del ensayo y error es posible cogerle el truco pero no es muy intuitivo.

También se echa de menos más contenido. El juego cuenta con ocho fases que no son ni mucho menos cortas pero es posible pasarse el juego en poco más de media hora. Aunque esta duración encaja más o menos con los shooters retro que hay en Steam, se queda muy corto como juego musical. Apenas hay un par de modos, el de Historia y el Arcade, y aunque tiene rejugabilidad gracias a distintos niveles de dificultad, marcadores online y el mero placer de superar nuestra máxima puntuación, no da más de sí.

7

Conclusiones:

Stereo Aereo tiene un concepto original y divertido que está bien ejecutado en términos generales. Audiovisualmente es un gran homenaje a los 80 y es muy entretenido pero ciertos fallos en el control de la perspectiva y el escaso contenido hacen mella en el producto final. Sin embargo, es un buen debut para Stonebot Studio en PC.

Sobre Daniel Rodríguez 59 Artículos

Hedonista que quedó atrapado en el mundo de los videojuegos desde Link’s Awakening, disfruta consumiendo miles de horas en RPGs y las franquicias Metal Gear Solid y Yakuza mientras devora dulces sin parar.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario