[Análisis] Weapon Shop de Omasse

weapon de omasse shop cabecera web

Ya está a la venta, desde hace unas semanas, el videojuego Weapon Shop de Omasse, perteneciente a la compilación Guild 01 de Level 5 en Japón y que a nosotros nos ha llegado tan solo en formato digital con cada uno de los juegos por su parte ya que, en realidad, no tienen nada que ver salgo que es la misma desarrolladora la que está detrás y que son juegos con menor presupuesto que otros de los creadores de la saga del Profesor Layton o Inazuma Eleven.

En Weapon Shop de Omasse no tendremos que salvar el mundo, pero sí ayudar a que otros lo hagan y precisamente esto es porque desempeñaremos un papel crucial, protagonizando a alguien que en todo rpg es necesario y al que nunca se suele tener en cuenta en absoluto, ya que simplemente le hacemos visitamos para proveernos de un mejor equipamiento, pero sin llegar a valorar en muchos casos que, realmente, sin eso, nos costaría mucho más superar los siguientes peligros o incluso seríamos incapaces de seguir adelante. Estamos hablando del herrero, ese que siempre nos proporciona nuevas armas y que, en esta ocasión es el protagonista en lugar de serlo los héroes.

omasse 3

Ya que todo tiene una pequeña vuelta de tuerca, y esta vez lo importante de veras es quien les proporciona las armas a los demás, no correremos grandes aventuras, ni saldremos por ahí a combatir contra nadie, sino que estaremos comunicados con los demás mediante un dispositivo que les hacemos llevar para saber cómo están y qué andan haciendo, teniendo así todo tipo de información y sobre todo leyendo comentarios de lo más paródicos de cualquier otro rpg, aunque Weapon Shop de Omasse no forme parte de ese género, sino que es más bien un juego de ritmo en el que llevar un pequeño negocio, recordando en este último punto bastante a Recettear.

omasse 10En todo momento estaremos en nuestro taller como si fuéramos los jefes a pesar de que en realidad tan solo somos el aprendiz de herrero, pero como tomamos todas las decisiones importantes y forjaremos absolutamente cada arma, todos confiarán con nosotros a la hora de llevarse una nueva arma que les vaya como anillo al dedo, ya que el trato personalizado que les daremos, hará que se vuelvan locos con lo que pueden conseguir en la tienda, a pesar de que a veces puede no salirnos una arma tan buena como esperábamos o podemos equivocarnos en la recomendación al estimar que su vida y resistencia será la adecuada para una arma con la que al final no se hacen, fracasando por nuestra culpa en el campo de batalla.

omasse 4Si bien, a priori, pudiera parecer que todo lo hacemos por el negocio, con un modelo de lo más original al alquilarlo todo en lugar de venderlo, ya que según se cuenta en la historia, el precio ha subido tanto, que de no haber tomado esa decisión, nos habríamos visto obligados a cerrar y, además, para dar más garantías de que de verdad nos esmeramos y nos importa el cliente, si se les rompe o pierde un arma, o si caen derrotados, no les cobraremos por ello, ya que asumiremos las culpas, como antes comentábamos. Todo esto, es estupendo para reutilizar armas en lo que conseguimos dinero y que pasen los días suficientes para tener materiales mejores que emplear en nuevas armas de mayor nivel que seamos capaces de forjar, por lo que para ir tirando y sacarnos de apuros, es una idea muy buena, especialmente al principio de todo, cuando la tienda acaba de abrir y estamos sin nada que ofrecer, ya que más adelante pillaremos el ritmo de cada petición de los personajes principales, para hacerles justo lo que piden, mientras que a los NPC de relleno (de los que se ríen una vez tras otra en el juego) les daremos cualquier cosa que les vaya bien y que no tuviéramos pensado darle a ninguno de los que aparecen dentro de la zona de misiones y que son los que, en realidad, tendrán su historieta y a los que iremos conociendo para decidir cuál de ellos se convertirá en el héroe.

omasse 6Weapon Shop de Omasse es un juego de lo más tranquilote que ni siquiera tiene voces y en el que cada día tendremos que hacer lo mismo, pero no por ello se hace pesado, es solo que ofrece más bien poco al no haber minijuegos, una historia más trabajada o incluso viendo cómo nos sobra el tiempo después de forjar todas las armas de los nuevos niveles y pulirlas, por lo que lo pasaremos haciendo que vayan más rápido los textos de las misiones que andan haciendo esos a los que les hemos alquilado algo, para que así tengamos la siguiente conversación, una nueva arma que reparar (la recién entregada) y que, en resumen, avancemos para volver a estar hasta arriba de trabajo. El gran error de este juego es que al principio de cada nuevo nuevo nivel de armas estaremos demasiado atareados como para tratar todo lo bien que quisiéramos cada nueva arma, mientras que después nos veremos de brazos cruzados, en lugar de estar todo mejor distribuido, aunque hay otro que también chirría un poco y es el del juego de ritmo al forjarlas que, si bien es entretenido y divertido, tiene un planteamiento que no funciona todo lo bien que debiera, al adquirir puntos en función de la cadena que hagamos de golpes bien dados, que se nos puede romper porque no se termina de ver hasta qué punto una zona queda como desgastada o dónde toca rematar, al hacerse todo a ciegas y que no se aprecie demasiado visualmente por dónde se ha fundido el metal para que sigamos a continuación.

6,5

Conclusiones:

Weapon Shop de Omasse es una parodia de los rpg con la que nos reiremos de lo lindo en algunos diálogos y frases. Como herreros, tendremos que proporcionar las mejores armas a nuestros clientes, aunque a veces su sistema de forja hará que no sean tan excepcionales como nos gustaría, pero igualmente ya de base salen todas las de cada nuevo nivel bastante bien y no se trata de un juego exigente, por lo que cualquiera puede completarlo y después darle vueltas nuevas en partidas posteriores para conseguir todos los coleccionables del taller y ver todos los finales.

Sobre Rosi Ortega 3825 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @Rosi_Ortega

Sé el primero en comentar

Deja un comentario