[Análisis] Windjammers

Windjammers es un juego clásico nacido en recreativa que posteriormente salió en Neo Geo y al que ahora podemos jugar en PS4 y Ps Vita gracias al port realizado por DotEmu. Para disfrutar de él en ambas consolas no es necesario comprar este título dos veces ya que tira de eso conocido como cross-buy y que en tan pocas ocasiones han decidido las empresas apostar.

Como en la mayoría de juegos arcade, el planteamiento es sencillo, las partidas son más bien cortas y hay un alto grado de competición. Windjammers es como una especie de pong moderno en el que tenemos tenemos que mover a nuestro personaje a lo largo de la mitad de un pequeño campo, dividido en dos mediante una red. El propósito es encajar goles en la portería del adversario o bien hacer dejadas como si esto fuera tenis. ¿Pero con qué metemos los goles? Pues con un disco volador o frisbi, que también le podemos tirar a nuestro perro en un simpático minijuego para descansar entre partido y partido.

Los controles en Windjammers son muy básicos, tan solo contamos con dos botones de acción junto con lo que es el movimiento por la pista. Esta simplicidad a los mandos no debe asustar a nadie ya que no necesitamos nada más que eso para disfrutar de él al ser una variante algo más avanzada de, como decíamos antes, ese juego con dos palitos y una pelota que nos tirábamos para meter tantos al rival. No obstante, al tratarse de un disco volador, no lo sacudiremos como si fuera una pelota, sino que lo atraparemos para después tirarlo a un sitio donde pensemos que el rival no va a llegar. Es así un modo más pausado de lo que realizaríamos por ejemplo durante una sesión de Hockey sobre mesa, donde el objetivo es también meter goles con un disco.

Que recojamos el disco no hace que sea tremendamente sencillo atrapar los tiros del rival y que, por tanto, las partidas se alarguen más que el relleno de Naruto, ya que tenemos bastante frenetismo que nos viene dado, sobre todo, a la hora de realizar tiros especiales que van unidos de una animación muy alocada que no solo volverá loco al contrincante, sino también al ejecutor del ataque que, por cierto, varía dependiendo del personaje que estemos utilizando de entre los seis disponibles. Dichos personajes no sólo tienen una técnica especial diferente, sino que sus atributos varían haciendo que sean más fuertes (ahí tenemos al americano y al alemán), más rápidos (la única chica del plantel -japonesa- y el coreano) o equilibrados (el español y el italiano). Un pequeño detalle que se agradece es que cada uno de los personajes tenga frases grabadas en el idioma del país al que representan.

A los distintos personajes con su estilo de moverse y golpear, se unen seis pistas diferentes en las que las porterías están situadas en distintas posiciones y englobando tamaños variados. Todo el fondo siempre será gol, pero según el lugar en el que realicemos los partidos, los puntos obtenidos variarán en función de cómo esté asignado el sistema de recompensas. Así, por ejemplo, podríamos llevarnos cinco puntos del tirón metiendo gol por el centro en algunos emplazamientos, mientras que el otros deberíamos apuntar a las esquinas.

El juego nos ha llegado prácticamente tal cual era, pero con HD y un modo online en el que competir contra otra gente cuando no tengamos a nadie a nuestro alrededor para echarse unos buenos piques cuando uno ya se ha cansado de pasarse el modo arcade.

6,5

Conclusiones:

Windjammers es un juego clásico bastante divertido para echar partidas cortas rápidas, pues cada partido finaliza cuando alguien gane dos sets. Es una mezcla entre pong, juego de tenis y hockey sobre mesa en el que nos tiramos un disco volador para marcar en alguna de las porterías contrarias. No tiene demasiados personajes ni escenarios, lo cual es su punto más flaco, aunque al menos esos con los que cuenta son variados y aportan algo de miga a lo que es tan simple como recoger un frisbi y lanzarlo con fuerza.

Sobre Rosi Ortega 4044 Artículos

Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos.
Twitter personal: @Rosi_Ortega

Sé el primero en comentar

Deja un comentario