(Primeras impresiones) Sniper Elite v2

El mes pasado hicimos un avance sobre Sniper Elite v2 después de que nos lo mostraran en las oficinas de 505 games, esta vez ya vamos un poquito más allá y os ofrecemos un nuevo avance ya con un toque algo diferente y es que lo hemos probado, pudiendo pasarnos un par de misiones con toda la tranquilidad del mundo y teniendo ya aún más claro qué ofrece este título belico tan estratégico en el que de nada vale ir a matacaballo como si estuviéramos ante un shooter de acción.

En estas primeras impresiones veréis que insistiremos en términos que hacen que os déis cuenta de la importancia de ser cauteloso si no queréis tener que repetir una vez tras otra partes de la misión en la que estéis o incluso toda completa, dependiendo de si jugáis en modo fácil, normal, difícil o muy difícil, y teniendo más puntos de control en fácil que en normal y en difícil, mientras que en muy difícil son inexistentes y solo para los más atrevidos y que controlen, o por el contrario para los más suicidas y que quieran pasárselo en esa dificultad por orgullo propio aunque les cueste lo que no está escrito.

La primera de las fases que pudimos probar ya la conocíamos, porque es una de las que nos habían enseñado en la anterior visita, aunque precisamente al ser repetida es cómo comprobamos cómo cambia la cosa en cuanto a respuesta de los soldados o estrategias a llevar a cabo para pillarlos por sorpresa o incluso recibir menos daños o ahorrar balas de un modo o del otro, ya que la munición es limitada, aunque la encontraremos con bastante frecuencia y raro será que estemos acorralados y sin nada en los bolsillos para cargar el rifle de asalto, la metralleta o la escopeta de francotirador (las tres armas de fuego con que contaremos).

En esta fase aprenderemos los fundamentos del juego y tendremos que hacernos a los controles para, cuando todo se complique, saber cambiar rápido de armas, mirar por los prismáticos, hacer zoom, marcar enemigos, cargarlos a cuestas para que otros no vean a sus enemigos caídos, andar con sigilo, cubrirnos… en resumidas cuentas, ser lo más letales posible sin que nuestra vida peligre y es que no podemos olvidar, que tenemos a un montón de enemigos deseando meternos un tiro entre ceja y ceja y más cuando nuestras intenciones hacia ellos tampoco se pueden tildar de pacíficas ni amistosas, sino de todo lo contrario.

Página 1 de 212