[Análisis] Tokyo Tattoo Girls

Uno de los últimos indie de corte nipón que podemos encontrar en PS Vita es Tokyo Tattoo Girls, que también está ya disponible para Steam. El juego, desarrollado por Sushi Typhoon Games y localizado y publicado por NIS América, nos ofrece algo de lo más atípico en su concepto: chicas que se hacen más fuertes cuando van teniendo más y más tatuajes más currados, gracias a lo cual son capaces de reclutar gamberros y matones para conquistar los 23 distritos de la ciudad de Tokyo.

Para empezar, decimos que el concepto es atípico no solo porque una cosa como tatuarte cosas te otorgue poderes o fuerza (los hay a los que les ha picado una araña o hicieron pruebas con ellos y se convirtieron en superhéroes). Más bien es porque, a día de hoy, aunque esto de los tatuajes esté muy extendido en occidente, en Japón se sigue viendo como algo malo. Mucha gente lo asocia con los yakuza y, por tanto, suele ser un tema tabú e incluso está prohibido entrar en algunos sitios si tienes tatuajes a la vista, como por ejemplo en zonas de baño compartidas, algo muy usual allí. Así pues, que las chicas lleven de este juego lleven tatuajes y que éstos sean tan importantes para ellas, siendo un juego japonés, es cuanto menos, curioso. Por un lado se puede ver como que realmente los portadores de esa decoración en la piel son un poco matones; por otro es lo opuesto, es verlos como algo bueno, al decir que te dan fuerza y que por tanto no pasaría nada por normalizar la situación.

Tokyo Tattoo GirlsTatuando a las posibles dirigentes de Tokyo.

Comenzaremos nuestra aventura con la chica que escojamos, de entre las que se nos ofrecen para ello. Cada una tiene una personalidad y un diseño diferente aunque, aparte de eso, sus aptitudes a la hora de reclutar aliados y derrotar enemigos son exactamente las mismas. La finalidad de Tokyo Tattoo Girls es hacernos con el control de Tokyo al completo, área por área. Para ello, deberemos dar órdenes para recuperar nuestro honor (vendría siendo como la vida), reclutar más gente de una manera más rápida o evitar que durante unos cuantos turnos recibamos ataques en alguna zona en la que estuviéramos interesados. Todas esas cosas se pagan con MP, que también son necesarios para cubrir los costes de esos tatuajes que tanto nos ayudarán también a la hora de completar esa misión que tenemos en mente. Deberemos pensar en qué gastar nuestros recursos en cada momento, aunque tampoco es que esto vaya a quitar el sueño a nadie ya que todo avanza de manera automática a una velocidad normal o acelerada, corriendo así los turnos (días del calendario) mientras todas las conquistas van teniendo lugar por su cuenta, sin que movamos un dedo más allá de recoger maletines de dinero o quizás entrar en algún garito de apuestas de dados.

El estilo de los tatuajes es distinto para cada una de las féminas, aunque sus efectos son apenas calcos. Tardaremos aproximadamente lo mismo en pasarnos el juego con cualquiera de los personajes, con sus correspondientes tatuajes, juguemos en la dificultad que juguemos. De hecho, bastaría con superarlo una vez con cada una de las chicas en modo fácil o normal para leer las pequeñas diferencias en los diálogos de una historia que también viene siendo la misma, quitando que el trasfondo de las protagonistas es ligeramente diferente porque por ejemplo tenemos a una que desea ser actriz, otra que se pirra por las cosas monas, otra que es demasiado estricta con las normas… y eso será lo que nos haga ver algún tipo de variación en cada partida junto con el aspecto físico.

Partidas casi clónicas en un título que prácticamente se juega solo es lo que nos encontraremos en esta pequeña locura donde no queda claro por qué una chica gobierna cada uno de los distritos y debemos arrebatarles su reinado para que todos ellos queden a nuestra disposición. Una historia vaga para un juego del montón que parece sacado del montón de los de móvil de dudosa calidad a los que nadie hace caso pasados unos minutos de su instalación.

Todo es demasiado aleatorio en Tokyo Tattoo Girls. Nunca podemos saber si vamos a ganar una guerrilla, aunque cada vez que nos enfrentamos a una jefa, por lo que sea, siempre vamos acompañadas de esa victoria. Los parámetros deberían dejarnos más claro cómo va la cosa y no estaría de más tomar parte de manera más directa en todo. Involucrarse más allá de dar alguna que otra orden ocasional, recoger maletines y hacer tatuajes hasta que no quede espalda sobre la que inyectar tinta.

Gráfica y acústicamente cumple sin más. Tan solo tendremos un mapa, algunas imágenes con ligeras animaciones, frases o palabras sueltas dobladas y una banda sonora y efectos normales, que no destacan en nada. En este aspecto, se nota que no había presupuesto para más.

5

Conclusiones:

Tokyo Tattoo Girls es un juego de estrategia mediocre en el que apenas tomamos parte de él. El tiempo va pasando automáticamente mientras van ocurriendo batallitas de fondo a lo largo del mapa de Tokyo, sin que hagamos nada de manera activa, aunque podemos decidir de vez en cuando si invertir parte de los MP conseguidos sin mover un dedo. Esos MP irían destinados en el uso de habilidades o en creación de tatuajes, para que así nos suba ligeramente la velocidad a la hora de seguir reclutando malotes para nuestro bando y que la conquista de la ciudad tenga lugar antes. Su aliciente rejugable es simplemente para desbloquear todos los objetos únicos que nos van dando cada una de las chicas al completar la historia en las cuatro dificultades que hay para, así, adornar una pequeña salita desde donde entramos a la camilla donde las tatuaremos. Soso y repetitivo a un precio elevado para lo que ofrece.

Sobre Rosi Ortega 4041 Artículos

Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos.
Twitter personal: @Rosi_Ortega

Sé el primero en comentar

Deja un comentario