(Análisis) Analogue: A Hate Story

Uno de los árboles genealógicos.

Tanto *Hyun-ae como *Mute son muy humanas, agradecidas y curiosas. Nunca nos cederán nuevos textos a leer sin antes saber siempre qué opinamos al respecto a asegurarse de que incluso descubriendo sus secretos más íntimos de sus dramáticas vidas, seguiremos respetándolas.

Para ser una novela visual, es de un tipo muy original y es que si normalmente nos bastará con el ratón en prácticamente cualquier otra, teniendo la otra mano libre para bebernos un café, rascarnos la cabeza o simplemente quedarnos medio recostados mientras pulsamos click tras click al leer el texto, utilizando el botón derecho de cuando en cuando para acceder al menú de guardar la partida, en Analogue: A Hate Story no será así, ya que a pesar de que sí leeremos muchísimo y tendremos que tirar bastante de ratón, será importante situarlo en lugares específicos como si navegásemos de verdad por un ordenador e incluso accederemos a la consola de comandos y nos tocará tirar de tecleo para solucionar alguna que otra cosa desde ahí, con especial mención al momento puzle, que será lo más decisivo a la hora de descartar algún final y que además como no estemos rápidos también puede suponernos un fracaso y vuelta a intentar.

7,5

Conclusiones:

Detrás de la simplicidad de leer un informe tras otro, se esconde la complejidad de saberlos conseguir, de saber alcanzar un final que nos llene en un tipo de relación tan platónica y espiritual, algo similar a lo relatado por Masakazu Katsura en su manga Video Girl Ai, pero hecho videojuego y con una historia interna que nada tiene que ver.
Muy buen trabajo de Christine Love, original dentro de lo que son las visual novel por darle un toque de tecleo y puzle más allá de simplemente tomar decisiones, pero sin dejar de lado éstas. Puede hacerse un poco lío tanto nombre familiar y cómo son las relaciones entre ellos al principio, pero según engullimos cuartillas ya todo queda ordenado en nuestra cabeza a través de una narración que no está mal en cuanto a su planteamiento y división, con las pertinentes pausas para socializar con *Hyun-ae o *Mute.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.