(Análisis) Boom Street

Boom Street está lleno de pequeños matices y además es estupendo para todos los públicos, además con la ventaja de que ni se quedará ningún billete doblado, ni perderemos las casitas y hasta hay posibilidad para muchos más tipos de cálculo o la inclusión de acciones a precio cambiante. Algo impensable para un juego de tablero que fuera de mesa, pues como tuviéramos que calcular todo de manera manual, las partidas no sólo se volverían largas de más sin que hubiera forma de acabarlas, sino que seguramente habría disputas continuamente porque alguien pudiera estar en desacuerdo con esos cálculos.

7

Conclusiones:

Boom Street tiene unos tableros verdaderamente currados, una muy buena traducción para las frases aleatorias que sueltan los personajes controlados por la IA y unos buenos efectos sonoros sacados de Dragon Quest y Mario para marcarnos así por ejemplo las subidas de nivel a cada vez que cojamos los cuatro palos y pasemos por el banco para canjearlos por nuestro sueldo.

;Jugablemente está muy bien y nos divertiremos de lo grande comprando y vendiendo locales, solares y acciones para intentar hacernos con más capital que nadie, mientras nuestros distritos son los más caros y con las mejores ampliaciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.