(Análisis) Burger Time World Tour

Cocinando por el mundo.

Burger Time World Tour está dividido en varios países y en cada uno de ellos hay varias fases. Para superar cada fase tenemos que hacer todas las hamburguesas que se nos pidan, sin que nos maten todas las vidas, es decir, esquivando a los enemigos, ya que no pueden tocarnos o estaremos muertos. Para hacernos más llevadero el camino a nuestros ingredientes -que siempre tendremos que pisar para que vayan colocándose ellos mismos unos encima de otros hasta tener la hamburguesa- podemos usar el pimentero para aturdir a los rivales, la paleta espumadera o algunos utensilios más de cocina que nos ayudarán en nuestro trabajo.

Cada fase está estructurada de una manera, las plataformas a veces desaparecen o se rompen, también tendremos que usar ascensores o escaleras y sobre todo tener mucho cuidado con ir a lo loco o un huevo frito puede liárnosla en un segundo.

La música escogida es muy pegadiza, la jugabilidad acertada y precisa y gráficamente no están mal los modelados de las fases y se notan claramente los diferentes ingredientes de que se habla o cuándo una losa es diferente de otra para memorizar qué tipo de cualidades tendrá -si se rompe, si se gira…-

8

Conclusiones:

¿Quién se iba a imaginar que hacer hamburguesas podía ser tan divertido? Hasta aquellos que son torpes en la cocina disfrutarán casi seguro que Burger Time World, un juego con una jugabilidad notable y una variedad muy buena de fases.

One Reply to “(Análisis) Burger Time World Tour”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.