(ANÁLISIS) Fallout: New Vegas

Decir que naturalmente el mundo tiene conciencia del jugador, lo que hace que, dependiendo de cómo tratemos a la gente, estos nos tratarán a nosotros, existiendo así una opinión sobre el jugador generalizada que siempre variará en función de nuestros actos. Por ejemplo, si somos amables, agradables y simpáticos con una pequeña población llena de idiotas, nos idolatrarán hasta el punto de movilizar a sus gentes para protegernos de grupos hostiles. Naturalmente eso haría que otras poblaciones contrarias políticamente a esta nos tengan en el punto de mira. Recordad que sus opinions son importantes y determinarán lo agresivas que serán las diferentes facciones con nosotros.

Las tierras devastadas pueden ser un lugar solitario, pero en este juego no tendremos que recurrir al onanismo dado que podremos disponer de hasta dos compañero sal mismo tiempo de entre todas las gentes y seres que intentarán unírsenos a lo largo de la partida. En concreto esos dos compañeros siempre serán o bien un animal o un robot y un humano.

Cada compañero tiene sus capacidades, lo que afecta al modo en el que debemos actuar para cubrir sus carencias (o que cubra las nuestras). Naturalmente cada muerte que realice el compañero, nos aportará los siempre bien recibidos puntos de experiencia. Eso si, habrá que valorar hasta qué punto resultan beneficiosos, dado que también en muchas ocasiones nos crearán más de un problema.

A pesar de ello es bueno saber que uno no está solo en su duro periplo por arreglar todos los problemas del mundo. O mientras haya humanos…casi todos.

El gameplay es idéntico al del Fallout 3, de modo que si hemos jugado al anterior no tendremos ningún problema de adaptación a los mandos de este New Vegas.

Resulta muy satisfactorio el sistema de juego (y el gore que incluye), mereciendo ser remarcado lo bien que se siente uno cuando prende fuego a alguien con el lanzallamas o cuando le dispara en la cabeza al enemigo con una “Magnum .357”.

Y ya que hablamos de disparos… podemos jugar tanto en primera como en tercera persona. Jugar en tercera ofrece una pequeña ventaja, como es nunca vernos sorprendidos al ser atacados por la retaguardia. Sin embargo en esta cámara las animaciones son robóticas y es muy incómodo disparar tal cual vamos al perder precisión. Por el contrario, en primera persona dispondremos de mayor capacidad para apuntar, disparar y ponernos a cubierto al tiempo que disponemos a pesar del handicap de no poder ver nuestra espalda.

Nosotros eso lo hemos solventado jugando en 3ª persona normalmente y cambiando a primera cuando el  V.A.T.S. está recargándose.

Para aquellos que, como decíamos, hayan estado encerrados en un refugio nuclear, decir que el V.A.T.S. (siglas de Vault-Tec Assisted Targeting System) nos permite pausar el juego y seleccionar partes específicas del cuerpo de nuestros enemigos para disparar. Decir que las muertes cuando hacemos uso de este sistema son espectaculares. Enemigos decapitados por un balazo en el cuello, mutilaciones,… Naturalmente, para evitar que la gente abuse de este sistema, cada disparo en V.A.T.S. consume puntos de acción que deberán ser recargados con tiempo. Y cuanto más ponderosa sea el arma.. más puntos de acción consumirá.

4 Replies to “(ANÁLISIS) Fallout: New Vegas”

  1. No he leido el análisis entero ya que ando algo liado ahora pero por lo que he visto por encima parece que cumple y que gustará a los que disfrutaron de Fallout 3.

    Yo ando en eso precisamente, en saber si Fallout 3 me gusta, que desde hace 1 año y pico que lo tengo, por fin he podido ponerme con él, aunque estoy por el principio practicamente.

    Saludos!

  2. Buff… sólo te puedo decir que le eches paciencia y horas.
    El Fallout 3 tardaba bastante en entrar al meollo.
    ¡¡Ya nos irás contando las impresiones!!

    -y a nada que te empiece a gustar el 3.. piensa que el New Vegas te gustará mucho más. :D –

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.