(ANÁLISIS) Fallout: New Vegas

Gráficos:

Fallout: New Vegas hace uso del mismo motor que Fallout 3 (lo que viene a ser un Oblivion algo vitaminado), haciendo que tenga los mismos problemas técnicos. Las animaciones no tienen peso o consistencia, resultando acartonadas. La sincronización labial es inexistente y la IA tiene la misma capacidad que una piedra. Más de una vez os encontraréis con un enemigo o aliado que es incapaz de descubrir el procedimiento para girar en una esquina. Vale, estos defectos en muchas ocasiones son hilarantes, pero las bajadas en el framerate y los extensos tiempos de carga no son tan graciosos. Por poner un ejemplo, en consola, los tiempos de carga oscilan entre los 30 segundos y los 2 minutos.

Al menos el nivel de gore, sangre, y esas cosas que tanto nos gustan, están bien trabajadas.

Sonido:

Es un apartado bastante satisfactorio. El doblaje al español es cumplidor tirando a bueno, incluyendo palabras malsonantes y frases hechas propias de nuestra lengua. Además, la banda sonora está trabajada y ambienta a la perfección ofreciendo esa sensación de desaliento y angustia propia del género postapocalíptico. Tal vez los efectos sonoros sean los que salen peor parados. Cumplen, pero no hay tanta variedad como podría requerir un juego de esta magnitud. Claro que, aquellos incultos que no sepan diferenciar el alarido de un lobo al de un coyote o una mosca gigante radiactiva no tendrán inconveniente en esto.

Jugabilidad:

Siendo que las características jugables del juego ya han sido enumeradas, pasaremos a comentar algunos matices interesantes en este apartado. El juego es muy rejugable, prolongando su vida útil hasta lo indecible. Además hay que sumarle, tal cual pasó con el Fallout 3, los mods de los fans que no tardarán en llegar y que sin duda redondearán aún más un título redondo.

El control es sencillo, como el de todo Shooter pero con un par de teclas más –para activar el V.A.T.S., para ver el inventario, la hoja de personaje, etc.-

Como en buen juego de rol, el sistema de puntería se ve afectado por la habilidad de nuestro personaje, de modo que resulta indiferente que en el CoD seamos capaces de meter un balazo entre ceja y ceja sin pestañear. Si nuestro personaje es un cenutrio disparando… va a seguir siéndolo siempre.

Una mejora sustancial e importante que hemos visto es que el V.A.T.S. ya no es un sistema del que abusar, como pasaba en Fallout 3. Ahora es una herramienta útil, que puede salvarnos la vida, pero de la que no podemos hacer uso y abuso en cada paso que damos.

9,1

Conclusiones:

Fallout New Vegas es, ante todo un grandísimo juego. Recomendado a los fans de los RPG, a aquellos a los que les gustó el Fallout 3, a aquellos que le vieron posibilidades al 3 pero una importante carencia de trasfondo y los que quieran amortizar la inversión en el juego gracias a su extensa duración y a las múltiples posibilidades rejugables que tiene. Su mayor inconveniente es el apartado gráfico, que hace uso de un motor ya obsoleto pero cumplidor. Claro que.. ¿desde cuándo es importante la potencia gráfica?

4 Replies to “(ANÁLISIS) Fallout: New Vegas”

  1. No he leido el análisis entero ya que ando algo liado ahora pero por lo que he visto por encima parece que cumple y que gustará a los que disfrutaron de Fallout 3.

    Yo ando en eso precisamente, en saber si Fallout 3 me gusta, que desde hace 1 año y pico que lo tengo, por fin he podido ponerme con él, aunque estoy por el principio practicamente.

    Saludos!

  2. Buff… sólo te puedo decir que le eches paciencia y horas.
    El Fallout 3 tardaba bastante en entrar al meollo.
    ¡¡Ya nos irás contando las impresiones!!

    -y a nada que te empiece a gustar el 3.. piensa que el New Vegas te gustará mucho más. :D –

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.