(Análisis) GrimGrimmoire

El juego tiene una curva de dificultad muy bien medida. Primero no tendremos apenas nada que hacer, para aprender precisamente cómo funciona todo, pero más adelante ya habrá enemigos que nos den quebraderos de cabeza, tendremos que tirar de estrategias bien pensadas y nos tocará ir dejando pequeños escuadrones en zonas clave para evitar sorpresas. De todos modos, a veces los enemigos no se moverán de su escondrijo y pasará el tiempo hasta que nos dé por buscarlos, encontrarlos y darles caza o, como poco, enfrentarnos a ellos. En estos momentos de relax, lo mejor que podemos hacer es inflar nuestras arcas de maná, tener el máximo de compañeros que luchen por nosotros y dejar una buena defensa alrededor de nuestros círculos de invocación.

Además de las misiones de historia, hay desafíos extras que son muy difíciles, mucho más que cualquiera de las fases que estaremos obligados a jugar para ver cómo acaba Lillet Blan y qué pasa en esa academia de magia que tanto recuerda a Hogwarts.

Los diseños de los personajes son preciosos, como suele ser habitual en los juegos de las dos compañías encargadas -NIS y Vanillaware) y algo que sí nos ha extrañado es que el doblaje tan solo está en inglés, cuando suelen tener selector de voces para escucharlo también en la original (japonés) si es que es como lo prefieres.

7,7

Conclusiones:

GrimGrimmoire es un juego de estrategia en tiempo real atípico. No hay muchos así en consola, de hecho es un género que suele verse en pc, y la verdad es que aunque solventa muy bien ciertos problemas a la hora de seleccionar los ejércitos o moverse por un mapa, es cierto que se echa algo en falta un ratón.

La historia es algo típica, pero los personajes son divertidos y además las misiones van poniéndose más interesantes.

4 Replies to “(Análisis) GrimGrimmoire”

  1. Eso sí, puede ser desesperante como pocos. Combates de casi una hora sin poder salvar entre medias. Y si te matan justo cuando estás a punto de terminar…

    Bueno, y los guiños a la saga Harry Potter…Algunos tan sutiles y elegantes como Gammeldore…

    1. Sí, es de esos juegos que como te maten por una tontería después de estar tanto tiempo sin guardar te acuerdas de todos y cada uno de los implicados en hacer ese juego. Pero sólo por la belleza que le da vanillaware se les perdona.

      1. Todo lo referente al diseño artístico de Vanillaware en todos sus juegos es, simplemente, sensacional. Tengo como una de mis misiones en la vida conseguir todas las figuritas que Alter y Yamato han sacado de Odin Sphere, son una preciosidad :D

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.