(Análisis) nail’d

Con un slogan muy apropiado para un juego frenético se nos presenta nail’d, un arcade de conducción desarrollado por Techland y Deep Silver, en el cual recorreremos circuitos por tierra o los sobrevolaremos por el aire, aunque pudiera decirse que en realidad se hacen las dos cosas en una simbiosis francamente enganchante a ritmo de rock & roll.

Adrenalina en estado puro.

Ya hemos comentado que nail’d tiene un slogan muy apropiado, aunque no cuál es. Adrenalina es el elegido y es algo que define a la perfección el estallido vertiginoso que sentiremos dentro de nosotros al ver cómo vuelan de manera literal y metafórica nuestras motos o quads -los dos tipos de vehículos que se pueden seleccionar-.

La velocidad es lo primero que nos llamará la atención al comenzar nuestra partida. De primeras nos parecerá algo tan bestial, que incluso nos costará un poco concienciarnos de que los reflejos son un factor muy importante para este arcade en el que la multitud de caminos con atajos incluidos y el saberse mover por el aire son la clave de la victoria en varias ocasiones.

Si a esto le sumamos que las motos otorgan más velocidad, pero menos equilibrio y por lo tanto más riesgo que los quads, tenemos la ecuación perfecta según lo que nos apetezca, si jugárnosla más quizás en cuanto a encontronazos desafortunados al correr con mayor celeridad, o restar algo de rapidez en pos de la estabilidad.

2 Replies to “(Análisis) nail’d”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.