[Análisis] Sisterly Bliss ~Don’t let Mom Find Out~

Hace escasas semanas que se ha puesto a la venta una nueva visual novel para amantes del yuri. Sisterly Bliss ~Don’t let Mom Find Out~ está publicada por MangaGamer, quien en los últimos años ha apoyado bastante este género de amoríos lésbicos. Así hemos podido disfrutar de cosas como: Shadows of Pygmalion o Kindred Spirits on the Roof, o de tres títulos de la serie SonoHana (A Kiss for the Petals: Remembering How we MetA Kiss for the Petals: The New Generation o A Kiss for the Petals: Maidens of Michael). 

Sisterly Bliss ~Don’t let Mom Find Out~ (つい・ゆり ~おかあさんにはナイショだよ~, Tsui Yuri ~Okaa-san ni wa Naisho da yo~) es una novela visual para PC que se centra en el amor prohibido. En lo que sienten dos hermanas entre sí. Nada menos que dos gemelas que siempre han estado muy unidas desde pequeñas.

En este juego tenemos a dos protagonistas completamente opuestas psicológicamente, aunque se nos presentan como si fueran dos gotas de agua en el aspecto físico. Nada más lejos de la realidad pues en verdad tanto la complexión como el color de ojos y cabello son completamente diferentes. Será un truco de la desarrolladora para que a los jugadores nos llamen más atención por su aspecto y podamos distinguirlas por algo aparte de la voz, la manera de comportarse y el tamaño de sus pechos (en los que sí se hace incidencia).

Son gemelas, pero igualmente se pone en relieve quién nació primero y por tanto ha de cuidar y guiar a la pequeña. Esto es frecuente en Japón aunque aquí pueda parecernos extraño. Se le da tanta importancia a ese detalle que se llaman Ichika y Futaba, teniendo así dentro de sus nombres las lecturas del número uno (ichi) y el dos (fu). Ichika es muy seria, estudiosa, inteligente y madura; además adora el café y las verduras. Futaba está siempre de broma, es torpe, saca notas mediocres en todo menos en educación física ya que tiene una gran aptitud para el deporte (incluso va a un club de tenis) y adora los dulces.

Se dice que polos opuestos se atraen. Esto es justamente lo que ocurre con estas dos adolescentes. Su madre advierte del peligro que considera que tiene que estén siempre juntas. No porque piense que se ven como amantes en potencia, sino porque ve que la más pequeña de ellas podría ser completamente dependiente de la otra y no valerse por sí misma. Tiene ese miedo ya que Futaba se levanta por las mañanas gracias a Ichika, hace los deberes con su ayuda, desayuna si tiene a su hermana encima, etc. Por eso, tras una intensa charla comenzarán a surgir dudas sobre si deberíamos hacer caso a esos consejos o seguir como hasta ahora. Tomemos la decisión que tomemos a priori, irán saliendo otras, teniendo así diferentes escenas y cambiando de ruta y, por tanto, de final.

Sisterly Bliss no es un juego demasiado largo, por lo que no nos tiraremos demasiadas horas leyendo hasta llegar a un final y una vez sacado el primero el resto es coser y cantar, especialmente si teníamos puntos de guardado en decisiones y le damos a saltar todo lo ya leído previamente, opción que casi siempre hay en los títulos de este género y que aquí no podía faltar.

No tenemos una historia repleta de sorpresas. No hay giros argumentales ni tampoco un montón de personajes con un gran desarrollo detrás. En su lugar tenemos una historia romántica entre dos personas que saben de sobra que si se dejan llevar por sus sentimientos caerán dentro de una relación que deberán mantener en secreto. Como era de esperar, estando ante un título no apto para menores de 18 y teniendo tan solo esta combinación amorosa posible, es inevitable que de un modo u otro se sientan atraídas y caigan en esa tentación que las lleve a la locura.

Se han centrado por completo en el estudio eye★phon en mostrarnos una cucada. No es solamente que los diseños de personaje sean de lo más bonitos y que haya colores en tono pastel por doquier y escenas azucaradas, sino que incluso las voces tienen tonalidades suaves y calmadas. Tanto es así que incluso el cursor del ratón tiene la forma de un corazón. Si no despuntan especialmente en su argumento, lo hacen en el apartado visual. En el sonoro, pese a que las interpretaciones están bien, no tenemos una gran banda sonora de fondo, por lo que está dentro de la media.

En un título donde prima la belleza, sus escenas sexuales son de lo más románticas y cariñosas. Aunque juguetonas, las gemelas siempre mimarán a la otra, estarán atentas a que su amante está perfectamente. Son muy dulces y eso mismo se verá cuando se líen, por lo que tendremos unas CG la mar de monas en la galería.

7

Conclusiones:

Sisterly Bliss es un juego calmado sobre dos hermanas que se quieren no solo de un modo fraternal, sino también romántico. Una incestuosa historia en colores pastel para quien quiera entretenerse con una obra de ficción sobre amor prohibido. No hay grandes sorpresas (ni pequeñas), pero su apartado gráfico es muy bonito.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.