(Análisis) Summer Stars 2012

No viajaremos a lugares reales ni participaremos con personajes de verdad en campeonatos con licencias, y sin embargo, es el mejor juego de los últimos años de deportes. No por su calidad gráfica -que es bastante floja y mejorable, aunque las animaciones al simular que realizan las acciones que corresponda no están del todo mal- ni tampoco porque sea un juego estupendo y único como resultó serlo Track & Field en su día, sino que es más bien porque donde otros eran injugables y tremendamente aburridos, Summer Stars 2012 ha sabido hacerse el hueco suficiente como para enganchar a sacar medallas como un condenado, a pesar de que sus controles no son óptimos y para algunas pruebas incluso habría que darle un pequeño tirón de orejas a su desarrolladora, pero oye, cumple.

Evolucionando al deportista.

Lo más entretenido de lejos de Summer Stars 2012, y aquello que nos tendrá enganchados a jugar una prueba tras otra, son los alicientes por subida de nivel tras conseguir puntos de experiencia según lo que vayamos haciendo (momentos intermedios fantásticos o perfectos, medallas…) y junto con ello, se nos otorgarán puntos de habilidad que podremos gastar en ir mejorando en cada uno de los deportes, para así ponérnoslo más sencillo en aquello que se nos resista un poco o para ser capaces de correr más rápido, saltar más lejos o realizar mejores trucos en ciclismo una vez que nuestra bicicleta esté en el aire.

One Reply to “(Análisis) Summer Stars 2012”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.