(Análisis) The Idolm@ster: Live For You!

Un poco de Historia

The Idolm@ster es un videojuego exclusivo de Xbox 360, desarrollado y distribuido por Nanco Bandai.

No es un secreto que la presencia de Microsoft en territorio japonés es meramente nominal, siendo la consola menos difundida y con peor popularidad.

Idolm@ster surge de la necesidad de Microsoft de mejorar su posición en territorio nipón. Originariamente era un arcade de recreativas salido en el 2005 y el juego fue portado a golpe de talonario a la 360.

Salió a la venta en 2007, resultando ser un tremendo éxito .

En febrero del 2008 salió a la venta The Idolmaster: Live For You!. Este es el juego que debería haber sido el primero, incluyendo diversas mejoras de cara a las actuaciones y el apartado musical, así como la posibilidad de jugar online.

El juego gira en torno a 10 chicas japonesas y su carrera para convertirse en idols musicales. Nosotros encarnamos a un productor que trabaja para el ficticio “Estudio 765”.

Nuestro objetivo es hacer que, aquella que sea nuestra representada, llegue a lo más alto, sin descuidar obviamente nuestra relación con ella. Para los que lo están pensando; sí, el juego nos permite ser amables y protectores con las chicas, pero también nos permite ser ligeramente pervertidos si lo deseamos (estando, no obstante, siempre enmarcado dentro de una valoración aproximada para mayores de 14 años).

Sistema de Juego

En cierto sentido, este juego es una aventura conversacional. En ella el jugador toma decisiones para mejorar su relación con los personajes que lo rodean. En este caso, cuanto mejor nos llevemos con nuestra representada, mejor actuará y más rápidamente ascenderá en las listas.

Pero no todo es tan sencillo como pueda parecer. Cada chica tiene diferentes estadísticas con las que es importante que aprendamos a lidiar para conocer su personalidad, o el estilo con el que va a actuar.

Tras elegir idol con la que trabajar, el jugador será capaz de relacionarse y hablar con ella.  Ya en el primer encuentro, las respuestas que elija el jugador tendrán un efecto positivo o negativo en su actitud hacia nosotros.

Tras el encuentro inicial, el juego se divide en días, los que a su vez están divididos en actividades que podemos programar para la idol. El primer paso diario es enteramente personalizable y opcional. Consiste en esculpir la imagen de la idol, eligiendo las canciones que practicará, la ropa con la que actuará… y hay muchísimos tipos de ropas disponibles , así como accesorios a nuestra disposición. Desde uniformes sexys, hasta algunos cómicos, pasando por disfraces que parodian juegos o personajes conocidos en Japón.

La ropa y los accesorios que lleve nuestra idol afectarán a sus estadísticas en función de su personalidad, permitiéndole actuar mucho mejor y con mayor confianza o justamente todo lo contrario.

Un ejemplo claro sería hacer actuar con poca ropa a un personaje que sea recatado, tímido y de inocencia virginal.

2 Respuestas a “(Análisis) The Idolm@ster: Live For You!”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.