(Análisis) Cladun X2

La secuela de Classic Dungeon: This is an RPG, o simplemente Cladun, ya está en la PSN desde hace un par de semanas, para quien quiera ver qué es lo nuevo en este juego de NIS que ahora se conoce como Cladun x2, y como Classic Dungeon x2 this is a sequel.

No obstante, no tendría sentido que nosotros, tras jugarlo en profundidad, no nos encargáramos de analizaros este título ya que aparte de ser algo que va de lleno con la línea editorial de la página, sabemos que esperáis saber si es mejor que el anterior o nuevamente se queda algo corto como jrpg y es mejor que usemos la PSP para otros juegos diferentes o como pisapapeles, que cada cual a lo suyo.

Al igual que ya pasó con el anterior juego, éste no ha llegado a salir en formato físico, sino que es un producto de la store, un descargable para PSP del que no se ha hecho UMD. Su precio, 19,99€ es ése precisamente por esa razón.

Comenzando Cladun X2.

Lo primero que veremos al comenzar nuestra partida es que podemos elegir entre jugar de una manera semejante a un clásico o bien hacerlo con un estilo gráfico más actual y con una música a la que en el juego llaman real, en contraposición a la retro. Es muy curioso ver las diferencias y aparte, siempre podemos cambiar ese estilo durante la partida, ya que en cualquier momento desde dentro del pueblo -no desde la mazmorra- tendremos acceso al menú de opciones.

La historia de Cladun X2.

La historia de Cladun X2 comienza cuando, después de crearnos rápidamente el que será nuestro primer personaje principal -pues después será intercambiable con cualquiera que llevemos en el grupo- apareceremos tirados en una mazmorra, así de repente, y se nos acercará un desconocido para darnos algo de equipo básico y decirnos que más nos vale eliminar a los monstruos y dar con la salida.

Un vez hecho esto, apareceremos en Arcana Cellus y allí se nos dirá que por alguna extraña razón hay una puerta a diferentes mazmorras peligrosas y que lo mejor será que nos mantengamos alejados de allí aunque, como es evidente, tendremos que hacer justo lo contrario. Ir entrando en ellas para saber más sobre ese pueblo y averiguar qué sucede.

La jugabilidad de este dungeon crawler.

Estamos ante un dungeon crawler en el que hasta que no superemos el nivel, o caigamos derrotados, no tendremos puntos de experiencia. Como es natural, si nos dejan fuera de combate, tendremos una penalización en los puntos de experiencia obtenidos.

Visitaremos una mazmorra tras otra y de ese modo nos iremos haciendo más fuertes. Eso sí, siempre iremos con un sólo personaje a la vista y atacando a la par que estamos atentos a las defensas o a ir esquivando trampas que hay sobre el suelo, como flechas, piedras, veneno, fuego…

Los controles son sumamente sencillos. Un botón para atacar, otro para defender, otro para lanzar hechizos y un último para saltar.  Además, cuando queramos ir corriendo, tenemos un botón más, fuera de los geométricos, el boton R, para movernos más rápido por la mazmorra aunque tenemos que saber que si recibimos golpes mientras corremos, estamos descubiertos y tenemos las defensas reducidas a la mitad, por lo que nos comeremos el doble de daño.

También, es importante comentaros una cosa, y es que siempre vamos con un sólo personaje principal, que es el que lucha, pero precisamente si podemos intercambiarlo con otro no es sólo por andar cambiando de personaje porque sí, sino porque es beneficioso para las stats y, además, a pesar de luchar sólo con uno, podemos poner a otros que tengamos como personajes de apoyo que reciban golpes por nosotros y que nos alteren también -para bien- nuestra fuerza, resistencia, defensa… Y para todo esto están los círculos mágicos.

Círculos mágicos.

Los círculos mágicos son algo que cuanto antes controlemos y más uso le demos, mejor nos irá la vida y menos veces nos tocará repetir mazmorras por quedarnos estancados en la siguiente. Además, también de este modo nos irá costando menos ir derrotando a todos los jefes finales opcionales y hacernos así con sus recompensas.

El mercadeo es algo muy a tener en cuenta para controlar bien los círculos mágicos, sin olvidarnos de calcular bien los puntos SP de cada jugador que tenga que colocar objetos que alteren su vida o las estadísticas del personaje principal que llevemos en ese momento. Tendremos que comprar objetos que nos vayan bien para ir poniéndolos en los círculos y así tener algo bueno en nuestros modificadores. También encontraremos ítems en las mazmorras, pero si queremos ir algo más deprisa evolucionando, lo mejor es que usemos nuestras monedas en comprar equipo y objetos y en vender aquello que ya veamos que no necesitamos o que tenemos repetido mil veces, aunque en objetos es mejor quedarse con todos porque los círculos cada vez son más complejos y con más espacios para incluirlos, pero por ejemplo nadie querrá quedarse con cuatro cuchillos idénticos o tener cinco arcos repetidos, y más cuando todo está compartido para todos los personajes, por cuando queramos cambiar de principal.
Cada personaje podrá tener un círculo, sin necesidad de borrar los de los anteriores o el cómo tengamos dispuestos nuestros objetos y personajes en los círculos de otros personajes. De modo que si tenemos por ejemplo diez personajes, podremos tener diez círculos preparados para diez tipos diferentes de jugada en la mazmorra.

Además, al ir subiendo de nivel desbloquearemos otros círculos, los complejos de los que hablábamos antes, donde caben más personajes por lo general o, como poco, muchos más objetos. Y a la par de todo esto, también iremos aprendiendo magias para equiparlas y poder golpear más fuerte o curar a los personajes de apoyo dentro de las mazmorras.

Creando personajes.

Crear un personaje es muy sencillo y además tremendamente necesario por lo anteriormente expuesto en este análisis.

Hay un montón de clases distintas, cada una más apta y adecuada para un tipo de acción, pudiendo por ejemplo tener magos de cura, magos de ataque, espadachines, personajes mixtos, arqueros… vamos, que hay una variedad bastante maja.

No solo tendremos que escoger una clase, sino que tenemos un montón de modelos prediseñados para hacernos con el que más nos guste y podemos cambiarle a cualquiera de ellos el tono de piel y el color del pelo.

Editar personajes y armas.

Para aquellos con paciencia y a los que les guste llevar personajes propios hechos por ellos de verdad, está la herramienta de edición de personajes y hasta de armas, ya que siempre se ven las espadas, escudos y demás que llevamos equipados.

De esta manera, podemos hacernos por ejemplo un Link de The Legend of Zelda y que porte su espada junto con su escudo, y seremos todo un héroe de leyenda dentro de Cladun, o podemos llevar a Ichigo Kurosaki de Bleach, o cualquier cosa que esté dentro de nuestra imaginación y seamos capaces de hacer cuadradito a cuadradito o, píxel a píxel.

Otra cosa es que les podemos poder una forma de hablar u otra y que al incluir ciertos títulos que consigamos en el juego o que vayan adheridos a armas a las que se lo quitemos, nos lo podemos otorgar para así modificar también en ese sentido a nuestra creación con la que iremos de mazmorra en mazmorra.

Rangeon.

Como extra, para hacer mazmorras seguidas sin tener que andar entrando y saliendo y decidiendo uno cuándo lo deja según su salud o sus ganas de continuar, existen las rangeon. En ellas, los enemigos van subiendo de nivel a pasos agigantados o poco a poco, dependiendo de qué tipo de puerta escojamos para la siguiente planta, si una angelical o de tipo arcoiris, o una oscura llena de demonios o con murciélagos sedientos de sangre. Esto está muy bien para ir subiendo rápido de nivel, por si queremos avanzar rápido en las mazmorras de la historia o para rehacerlas y sacárnoslas en el menor tiempo posible, batiendo así los récords marcados por defecto.

7,5

Conclusiones:

Jugablemente, Cladun X2 está bastante currado. Tiene muchas cosas que están muy bien como lo de los círculos, el intercambiar los principales para tener mejores stats, el poder editarlo casi todo... pero sin embargo, algo que le pesa y además en un rpg escuece que sea así, es que su historia es más bien escasa en cuanto a chicha y tampoco es que sorprenda con giros de trama o similares y, por supuesto, los personajes no tienen un trasfondo.

2 Replies to “(Análisis) Cladun X2”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.