(Análisis) Cladun: this is an RPG

Cladun viene de Classic Dungeon y es un RPG de Nippon Ichi Software que pretende volcarnos en el mundo clásico de los RPG de hace más de veinte años, cuando nacieron para sistemas de entretenimiento ya de manera alejada a las conversaciones entre amigos con lápiz, papel y dados.

Este juego, que sólo ha salido para el mercado digital y se encuentra en la PlayStation Store, es uno de los denominados Dungeon Crawler y es que todo transcurrirá en una mazmorra, y tendremos que estar matando a los enemigos sin parar hasta dar con la salida, para después volver a entrar a la misma mazmorra desde otro nivel o entrar a otra mazmorra parecida. Esto siempre ha de hacerse de corrido, sin guardar y un ejemplo claro son los Pokèmon Mundo Misterioso.

Ahora bien, Cladun tiene sus propias señas y que éstas sean buenas o malas es algo que os analizamos a continuación.

Historia… ¿qué historia?

La historia de Cladun: this is an RPG es una excusa cualquiera para meternos en un juego entretenido.

Nos encontraremos con dos personajes que se cuelan por un lugar que termina desembocando con un mundo mágico en el que se nos cuenta que podemos volver a nuestro mundo directamente (con lo cual nos pasaríamos el juego sin hacer nada más) o bien ir a una mazmorra tras otra para conseguir tesoros y demostrar que tenemos madera de héroes.

No, no hay ningún mal que amenace mundo alguno ni tendremos una misión que cumplir, simplemente decidiremos hasta cuándo coger tesoros y cuándo nos volvemos, aunque de vez en cuando salen personajes nuevos que se nos pueden unir para apoyar al personaje principal que estemos utilizando.

Estilo de juego.

Como hemos comentado antes, nos encontramos ante un Dungeon Crawler, así que iremos de mazmorra en mazmorra con un héroe que nosotros queramos, mientras que el resto de personajes que nos acompañen serán simplemente escudos, ya que lo único que contará será el cómo los tengamos situados en la tabla de distribución de compañeros y accesorios para que su vida y defensa nos sean útiles y sean ellos los que reciban los golpes y no nosotros, hasta que terminen completamente fuera de combate, momento en el cual nuestro propio héroe recibirá todos los ataques en sus propias carnes.

La mayor gracia reside en su variedad de mazmorras y en que uno puede repetirlas tantas veces como quiera para hacerse con sus tesoros o mejorar las marcas personales, puesto que siempre habrá un cronómetro marcándonos el tiempo que hemos tardado en salir de cada una de los calabozos.

En cuanto al control, es sencillo y muy simple. Sólamente tendremos que movernos por la mazmorra, esquivar lo que no nos interese, saltar si fuera preciso y acercarnos lo suficiente a los enemigos para hacer ataques uno tras otro. Nada más hay un ataque, nada de hacer combos ni cosas por el estilo, aunque a cambio podemos usar magias rápidas si ya tenemos el nivel suficiente.

Su editor de personajes.

Siempre que se habla de Cladun, se habla de su editor de personajes. Esto de editarse un personaje como uno quiera es algo que está muy bien, así siempre se puede ir con tu héroe favorito o puedes hacerte a ti mismo. El problema reside cuando el editor de personajes no está desde el principio de la partida, sino que tarda en salir y cuando además es algo engorroso usarlo, de manera que lo más sencillo si no te gusta mucho eso, es irse a una página donde otra gente cuelgue sus personajes para bajarlos e instalarlos tal cual, estando además el foro de NISA con un hilo dedicado a colgar cada uno sus creaciones.

Modo clásico o actual.

En Cladun podremos elegir entre tener unos gráficos y un aspecto clásicos como de 8 bits o uno actual como lo que estamos acostumbrados a ver en PSP en juegos como los de la saga Disgaea.

El visualizador es algo que puede cambiarse en cualquier momento de la partida desde fuera de las mazmorras, es decir, desde el pueblo.

En cuanto a la música, es un poco monótona, tampoco tiene temas o sonidos ambientales que podamos nombrar como buenos, pero no molesta, simplemente está ahí.

6,5

Conclusiones:

Cladun es un juego que no brilla en historia, ni aspectos técnicos, además tiene una curva de dificultad mal medida, de manera que el salto es algo brusco. Sin embargo, su jugabilidad no está mal y tiene su gracia el poder usar un personaje creado por uno mismo o bajarse el de otro, y uno se engancha a sus mazmorras para mejorar sus tiempos personales o ver cómo se saca cada una de ellas.
Se echa en falta algo de más humor en los personajes o algún extra que lo haga más interesante.

11 Replies to “(Análisis) Cladun: this is an RPG”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.