[Análisis] Gahkthun of the Golden Lightning

Gahkthun-53

Uno de los juegos más recientes en el catálogo de MangaGamer es Gahkthun of the Golden Lightning, de LiarSoft, de quien en unos días tendremos un juego yuri muy esperado por los fans del género. En esta visual novel tenemos acertijos, acción y rayos, con dos protagonistas que forman un tándem estupendo: Neon y Tesla. A priori, lo que más puede llamar la atención es que ese Tesla sea Nikola Tesla, el famoso inventor al que se atribuyen tantas patentes y aportaciones a la ciencia, eso sí, con una historia completamente inventada que toca muy de pasada algunos hechos históricos en lo referente a este hombre. Una vez dicho esto, y despertada la curiosidad de todos los que quieran leer algo sobre Tesla, cabe decir que estaremos en Francia, en una academia muy singular de lleno en el género del cyberpunk, con brazos cibernéticos, cosas futuristas por doquier y una sociedad podrida en la que se venden personas como si fuera ganado y, de hecho el propio Tesla compra a Neon por treinta monedas y ahí es donde comienza la relación entre ambos, quedando claro desde el principio que ella le pertenece, pero algunas partes suyas no lo hacen, una pequeña argumentación que a la joven coprotagonista le resultan una contradicción que no acaba de comprender.

Gahkthun-12Dividido en episodios, Gahkthun of the Golden Lightning, nos relata la lucha a la que deben hacer frente Neon y Tesla contra enemigos que, por lo general se aprovechan de los miedos y la falta de experiencia de Neon, pero que terminan mordiendo el polvo contra ese hombre de una edad muy por encima de la que aparenta y encima confiesa, coquetamente, que se quitaba algunos años para que no pensaran que era un anciano acabado.

Artísticamente el juego es atractivo, y se nota que están en Europa, concretamente en París, aunque no aparecen lugares conocidos, sino que es más la ambientación, el estilo de casas y jardines, el diseño de la academia, lo que nos hace pensar realmente en esa ciudad a principios del siglo XX. También los implantes y elementos modernos, esos que están como antítesis del barrio marginal al que va Neon a trabajar hasta ser tan solo la asistente personal de aquel al que denomina amo, son llamativos y, por supuesto, necesarios para meternos de lleno en el género de ciencia ficción al que pertenece.

Gahkthun-62Gahkthun of the Golden Lightning no es una novela especialmente corta, más bien tardaremos unas cuantas horas en llegar hasta el meollo del asunto, a pesar de que no tiene más caminos que uno. Todas las respuestas darán a una única solución, pero también podemos quedarnos a mitad de camino si en los momentos de los acertijos (cuando tenemos a muñecos dibujados sin cara en momentos en los que se nos narran historias de manera paralela a lo que está ocurriendo, siempre con problemas que van ligados a ella) llegados a cierto punto, respondemos con algo tan absurdo que se nos obligue a ir a la pantalla de título, ya que aunque es una novela cinética (como Higurashi no naku koro ni o World End Economica) podemos quedarnos a medias si, como jugadores, tomamos decisiones que no sean ni buenas ni neutrales.

El arte es bonito, los momentos de acertijos con sus minihistorietas siempre ligadas a Neon y con datos entre líneas son de lo más atrayente y las conversaciones entre ella y Tesla son bastante elocuentes, pero a la historia en sí le falta chispa y sobre todo repeticiones. Es como un shonen en el que sabes que va a haber un malo, muy malo, que el bueno se transformará y le pegará, para que luego venga otro malo, malísimo y ocurra lo mismo, repitiéndose el ciclo hasta que no haya ideas sobre por qué cada uno de los malos aparecen. No se profundiza en absoluto en los personajes de Gahkthun a excepción de la pareja protagonista y, con tantos que salen, podemos incluso perdernos con quién es cada cuál o por qué está ahí, y aunque tenemos una pequeña enciclopedia bastante útil, hay cosas que no se explican en ella y además es la novela la que tendría que dejarnos ciertas cosas claras y que lo otro fuera un accesorio adicional, un pequeño extra que consultar para ver las definiciones de su glosario o recordar cosas que pudieran olvidársenos si jugamos a pocos. Volviendo al tema de los personajes, hay por ejemplo algunos que simplemente hablan un par de veces o que son muy amigos de Neon y tienen toda la pinta de que van a ser relevantes para la trama y al final no son más que relleno innecesario. El ritmo es inconsistente, va a trompicones y se repiten con frecuencia escenas que no ayudan a que nos enganchemos, a que queramos saber más sobre este mundo, sobre la vida de Nikola Tesla.

6,1

Conclusiones:

Gahkthun of the Golden Lightning es una visual novel cyberpunk en la que no se desarrollan apenas los personajes más allá de la pareja protagonista, con una sola ruta posible a la que accedemos respondiendo a algunos acertijos en cada episodio. Dichos episodios tienen pautas comunes e incluso se repiten cosas, pudiendo hacerse pesado, pese a tener a un Nikola Tesla muy interesante como hilo conductor. Como contrapunto al flojo argumento, tenemos un arte destacado.

Sobre Rosi Ortega 3998 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @Rosi_Ortega

3 Trackbacks / Pingbacks

  1. [Análisis] Kindred Spirits on the Roof - SavePoint
  2. Llegan las rebajas de finales de verano a MangaGamer - SavePoint
  3. Sona-Nyl of the Violet Shadows anunciado en occidente - SavePoint

Deja un comentario