[Análisis] Chuusotsu! 1st Graduation

Chuusotsu! 1st Graduation (ちゅーそつ! 1st graduation) se financió con éxito a través de kickstarter durante el pasado año.  A partir del 24 de abril, en Steam, comienza su despegue tanto para nipones como para cualquiera que sepa japonés o inglés, ya que son los dos idiomas que el juego tiene en sus subtítulos, mientras que las voces están en japonés y aunque las interpretaciones están a la altura, si alguna nos rechinase o prefiriésemos jugar sin escuchar a las chicas, siempre podemos desactivarlas y quedarnos solamente con la música de fondo. Con respecto al juego original tal y como salió en Japón en su momento, no sólo se cuenta con la localización para que así sea accesible para mucha más gente para la que su idioma nativo fuera un problema insalvable; también tenemos un nuevo opening y muchas más imágenes en CG, haciendo que así el resultado sea más vistoso y que quede más bonito y cuidado en su parte visual.

Como podríais suponer, al haber leído que el canal de venta escogido para Chuusotsu! 1st Graduation es Steam, la catalogación por edades de esta novela visual no es otra que la de apta para todos los públicos, de manera que no nos encontraremos con ninguna imagen subida de tono.

En un complejo mundo que muchos catalogarían de ensueño, nos encontramos que el Gobierno ha establecido la ley del P3 mediante la cual cada uno de los ciudadanos recibe un rango y unas habilidades con las que toda su vida queda fijada. Son válidos para un tipo de trabajo al tener ciertas cualidades, así lo delimita su estado, acompañado de algún sello que se les puso y que llevan de manera permanente en sus manos, como si fuera un tatuaje que se han visto obligados a portar. El tema de los contratos indefinidos no es un sueño inalcanzable, el problema sería que todos se quedan apalancados por toda la eternidad, ya que nunca podrás ascender por muy bien que hagas tu trabajo, es más, está claro que lo desempeñarás con pericia ya que es para eso para lo que vales. Si empiezas fregando cacharros, no creas que luego podrás ser pinche de cocina, siempre serás el mozo que friega los cacharros. Si has comenzado siendo jefe de una multinacional, ése también será tu puesto. Como véis, algo de lo más extraño, pero que dentro del juego, tal y como se nos presenta, tiene su lógica.

Aquí que todo está tan medido al dedillo, llaman la atención más que en ningún lugar las personas que “no tienen oficio ni beneficio”, aquellas que no han recibido ninguna marca. Por diversas cuestiones, podría suceder que alguien no tuviera ningún tipo de habilidad y no valiera para absolutamente nada. Se cuenta incluso como habilidad la capacidad de caminar sin caerse de bruces (es decir, habilidad psicomotriz) o de comunicarse de manera correcta con los demás de manera verbal. En esta historia justo tenemos a tres chicas de 15 años que cuentan con su última oportunidad de conseguir ese reconocimiento por el que serán alguien en la vida, tendrán algún tipo de utilidad para la sociedad y no serán vistas como una lacra.

Arue, Arara y Koiro tienen un año para graduarse y conseguir hacerse un hueco. La visual novel se centra en sus vidas cotidianas, mostrándonos un poco cómo son, qué les gusta, cómo se comportan entre ellas… todo de un modo que quede patente que son adolescentes con sueños que les encantaría alcanzar, siendo el más evidente y repetido el de la protagonista, Arue, que desearía ser mangaka con todas sus fuerzas y no deja de fantasear con el tema. Cuando desde que has nacido no te han contado más que bondades sobre este sistema, aunque no tengas más que dudas, esto hará que te sientas mal por no estar del todo convencida con que funcione tan bien, con que sea todo tan maravilloso como lo pintan y ahí es donde les entra la culpabilidad, especialmente por tener ya 15 años y ser unas chuusotsu, unas chicas que tan solo han terminado el colegio y que parece que no puedan llegar a nada.

La historia de Chuusotsu! 1st Graduation finaliza con un continuará como la copa de un pino. No sabremos el desenlace hasta otro juego futuro, pero como preámbulo a lo que está por llegar, con todo puesto sobre la mesa tras conocer a estas tres chicas, no está mal e incluso tenemos dramatismo y algún giro de guion con el que comprender mejor lo que se expone.

Artísticamente tenemos unos diseños de personaje de estilo moe con mucho colorido que encaja muy bien con este juego donde hay bromas continuas dentro de esta historia de ciencia ficción con máquinas, hologramas y todo ese sistema de sellos y habilidades.

Aunque el tema del amor sea tan recurrente, no aparece dentro de la historia de este juego. Ni tenemos chicos con relevancia ni las chicas tienen un interés entre ellas más allá del amistoso, por lo que quienes pensasen que habría algo de yuri, que sepan desde ya que no lo encontrarán aquí.

7

Conclusiones:

Chuusotsu! 1st Graduation puede tomarse como un extenso primer capítulo de una historia aún por finalizarse en el futuro. Es una novela visual cinética, es decir, sin elecciones, en la que conoceremos a tres personajes que, queriéndolo o no, están nadando a contracorriente en un mundo donde cada ciudadano lleva grabado a fuego su futuro y no puede desplazarse de su destino en absoluto. Bonito y cuidado, aunque tan solo veamos un poco el día a día, sin apenas sorpresas.

Sobre Rosi Ortega 4299 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @Rosi_Ortega

Sé el primero en comentar

Deja un comentario