(Análisis) Marvel Pinball: Civil War

Con las típicas vistas personalizadas, controles para agitar la mesa y los normales de golpear a los sticks, en Marvel Pinball: Civil War podremos inflar nuestro marcador a millones de una forma exagerada si vamos pillando el truco a cómo funciona esto de reclutar amigos y sobre todo si nos centramos en uno de los superhéroes, ya que se juega de una manera tan distinta con ambos que es mejor lo de usar a los dos indistintamente para cuando ya dominemos por completo la mesa y sepamos cómo controlar a uno de ellos, tirar de rebotadores, lanzar las cosas desde los cuatro sticks con que contamos y, sobre todo, medir bien la fuerza y precisión para no perder bolas más rápido que cuando Flash echa a correr.

Las físicas parecen las de una mesa real, casi tendremos la sensación de estar en un bar o en una sala recreativa -de las pocas que quedan- y estar aporreando los botones laterales mientras vemos nuestra bola de acero subiéndose por rampas de plástico.

Gráficamente es todo muy de Marvel, con unos diseños tridimensionales de personajes bastante currados y unos iconos en plan avatar de lo más resultones, cosa que además encaja de maravilla con la música escogida que tan buena ambientación proporciona para que nos piquemos a echar una partida detrás de otra para darle un buen uso a la consola o móvil desde el que estemos corriendo este juego.

8

Conclusiones:

A quienes les gusten los pinball y los cómic, vuelven a tener una opción más con este Marvel Pinball: Civil War, que a pesar de no ser la mejor mesa que tienen hecha en Zen Studios, sí se nota el mimo que le han puesto y es muy adictiva al tener tantas pequeñas misiones, ya que esto no es simplemente sobrevivir sin que se cuele la bola, sino aprender por dónde meterla para terminar con muchos más puntos en el marcador y ascender en la tabla online.

One Reply to “(Análisis) Marvel Pinball: Civil War”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.