[Análisis] Kuroinu Ch.2

Kuroinu es una novela visual hentai desarrollada por liquid. Cuenta con una historia tan larga que se decidió dividirla en tres partes para su lanzamiento occidental. El segundo de los capítulos se encuentra disponible desde la tienda de MangaGamer desde hace un par de semanas. No se puede adquirir desde ningún otro lugar debido a su alto contenido erótico, que conforma un porcentaje altísimo en la importancia de esta historia escrita por la misma gente que se encargó también del guion de euphoria, otro juego repleto de fetiches y no apto para estómagos sensibles.

En nuestro análisis sobre el primer capítulo de Kuroinu os hablábamos de cómo teníamos tres rutas, cada una protagonizada por una chica distinta. El patrón vuelve a ser el mismo.

El subtítulo del segundo episodio de Kuroinu es The Blowjob Princess Knight, Lustful Young Princess and Anal Eastern Princess. Nuevamente, la historia de dos de los personajes está ligada porque se conocían de antes y se tenían mucho aprecio, mientras que la de la tercera de ellas está por una senda completamente diferente; si bien conoce a uno de los “villanos” del grupo de Vult. Ese mercenario, líder de los perros negros (Kuroinu) que es quien ha instaurado una era de caos en la que los lascivos deseos de los hombres afloran, manteniendo como esclavas sexuales a todas las féminas, a las que se obliga a mantener relaciones sexuales con un mínimo de machos complacidos cada día o a que lleve a cabo acciones de lo más vergonzosas, también para disfrute de los pertenecientes al género masculino.

Tras un pequeño prólogo sobre la ruta común, conquistaremos las tres nuevas zonas en las que se encuentran esas heroínas con las que intimaremos: Alicia, Prim y Kaguya. El orden en que decidamos leer cada una de las rutas no es relevante, tendremos total libertad para aventurarnos en un mundo lleno de fetichismos en el que no solo veremos a humanos, sino que también hay elfos, ogros, ghouls, monstruos variados, cerdos, insectos. Es decir, donde tiene cabida cualquier especie, cohabitando todas con la humana y teniendo todas ellas capacidad de raciocinio. La convivencia lleva siglos dándose, aunque dependiendo de la época y de la situación geográfica, o de las propias costumbres de cada especie, el trato podía ser distinto entre unos y otros. Ahora algo los une, las ganas de llevar a cabo sus oscuros deseos sin que haya una penalización por ello, incluso pudiendo verse con buenos ojos el que violen a chiquillas delante de decenas de testigos.

Lo comentábamos antes, e hicimos lo propio en el análisis del primero de los capítulos de Kuroinu. No obstante, lo repetimos de nuevo: este juego no es apto para todo el mundo y no solo porque se trate de un hentai. El mayor problema es que se trata de uno muy fuerte, lleno de cosas poco agradables y fuera de lo convencional, como: violaciones, sexo anal, lluvia dorada, tentáculos, uso de drogas, bukake y un larguísimo etc que puede echaros para atrás. Sea dicho que, igualmente, aun con todo eso, su historia merece enormemente la pena aunque haya toda esa violencia hacia sus mujeres, unas mujeres que pese a lo que les ha caído con el nuevo régimen político, tienen una gran fortaleza espiritual.

Cada una de las tres rutas sorprende de un modo u otro no solo por las prácticas que se llevan a cabo en ellas, sino por cómo se llega hasta ahí, por cómo se va corrompiendo la mente de las víctimas que, en ocasiones, para evitar males mayores se prestan voluntariamente. Prefieren sufrir castigos menores que perder la vida o que otras personas inocentes caigan por no acatar órdenes. Es duro, como cabía de esperar de semejante régimen, pero también es interesante ver cómo en un mundo de fantasía gobernado por el caos, pueden cometerse esas salvajadas mientras se continúa luchando, de algún modo, por restablecer el orden, por volver a tener un mundo en el que todas esas mujeres que eran libres, vuelvan a serlo, liderando en muchos de los casos distintos pueblos, como habían estado haciendo antes de que Vult y los suyos sembraran el terror.

Los diseños de personajes están muy cuidados y tienen unas proporciones bastante correctas dentro de que el tamaño de pechos y caderas en algunas de las mujeres (de cualquiera de los capítulos de la obra) son muy grandes, podemos encontrar voluptuosidad incluso en chicas de corta estatura y con complejo de ser vistas tan solo como unas niñas. El vestuario de ellas, por lo general está realizado con cuatro trapos, mostrando siempre las bragas y parte de los pechos, incluso cuando se trata de princesas-caballero, no siendo eso algo muy útil como armadura a la hora de protegerse de posibles ataques enemigos, pero funcionando desde luego dentro de un hentai repleto de escenas pornográficas como este. Escenas que, por otro lado, no se centran tan solo en meros jadeos, sino que la trama avanza, de manera lenta pero segura, mientras tanto.

7,3

Conclusiones:

Nuevas perversiones en este segundo capítulo de Kuroinu en el que hemos podido conocer a otras tres mujeres del total de nueve seleccionables con las que pasar el rato. Una buena cantidad de imágenes CG de alta calidad se quedarán para la posteridad una vez que completemos cada una de esas rutas, para quien quiera revivir esos momentos tras leer una oscura historia repleta de lujuria desenfrenada que sin duda sorprenderá no solo por sus prácticas poco habituales.

Sobre Rosi Ortega 4041 Artículos

Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos.
Twitter personal: @Rosi_Ortega

Sé el primero en comentar

Deja un comentario