(Análisis) Stacking

Varias soluciones posibles para un mismo puzle.

Este juego es una aventura gráfica con muchos acertijos y, la gracia está en que la mayoría pueden descifrarse de maneras distintas. Además, cada vez que lo solucionamos de una manera, nos marca cuántas nos faltan porque en cualquier momento podemos retroceder hasta ese mismo puzle estemos donde estemos, ya que todo, a pesar de estar en cierto modo dividido en capítulos, está unido en el mismo mundo y a todo se puede llegar a través de los distintos medios de transporte donde transcurre siempre la acción o bien desde los menús internos del juego donde aparece también el porcentaje de lo desbloqueado en la partida, los perfiles de las matrioskas únicas, o el número de soluciones dadas en cada puzle.

Para resolver los puzles en caso de estancarnos o, más bien, para tratar de dar con el clavo en las soluciones más rebuscadas, puesto que al menos dar con una de entre las posibles es siempre bastante fácil y no nos lleva mucho tiempo, podemos contar con la ayuda de hasta tres pistas muy evidentes y que dejan muy claro qué es lo que hay que hacer o qué matrioskas buscar para derrotar a un enemigo en concreto, hacer que se cierre un safari, u obligar a una señora a que deje libre el catering para que los demás también puedan comer.

A veces, con algunas de las soluciones o al completarlas todas en un acertijo, desbloquearemos secretos o, como poco, partes del mural de Levi en la guarida secreta; lugar donde hay un mural de cada uno de los “capítulos” o lugares donde se desarrolla la acción y donde ver también réplicas de las muñecas rusas únicas que encontremos. Uno de los desafíos propuestos en Stacking es precisamente completar esos murales y localizar a todas las muñecas rusas para tener al 100% el juego y también la guarida secreta de nuestro amigo Levi.

2 Respuestas a “(Análisis) Stacking”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.