[Análisis] eden*

Eden-32

Los fans de las visual novel seguramente conozcáis el nombre de minori, la responsable de las dramáticas ef ~the first tale~ y ef ~the latter tale~, que juntas forman ef ~a fairy tale of the two~, ya que es una obra tan magistral que la adaptación al anime de Shaft, a pesar de ser sobresaliente, no es nada en comparación al original. Sin embargo, esta compañía de videojuegos no se ha quedado tan solo en esos cuentos con historias que entrelazan las vidas de sus personajes principales, sino que tienen algunas cosas más, aunque, de momento, en occidente tan solo tenemos eso y eden* they were only two, on the planet, sobre la que venimos a hablar hoy en un análisis dedicado al miedo, al fin del mundo, a la muerte y al amor, que son los temas principales de este breve relato que podéis encontrar en Steam en su versión para todos los públicos o en la web de MangaGamer en su versión original para adultos (sin las escenas suprimidas) y que además va con una clave de Steam de regalo.

Eden-80El planeta Tierra aúlla de dolor.

La Tierra está muriendo desde hace tiempo, pero en el momento en el que transcurre eden* estamos en sus últimos días y se nota cómo la naturaleza agoniza, aunque la mayoría de terrícolas se encuentran a salvo, en otro planeta, gracias a Sion, a la que todos admiran y de la que hablan como su mesías, como una diosa que tuvo la capacidad de averiguar que la salvación era posible y que la muerte de su territorio natal, no implicaba el fin de la especie humana.

Eden-123En esta última etapa de vida de nuestro planeta se nos cuenta la dramática historia de Ryo, el protagonista masculino que pondrá voz por nosotros y desde el que nos enteraremos de todo, tenía la misión de llevarse a Sion al nuevo lugar en el que prácticamente todos estaban viviendo ya, pues sólo quedaban algunos militares o periodistas en la Tierra, así como algún félix como Sion, es decir, esa especie de homúnculos creados para un fin y que nunca envejecerían. Sin embargo, aquella que salvó a toda la humanidad no era más que un pajarillo al que nunca habían dejado desplegar sus alas y con unos cien años de vida a sus espaldas, no había visto nada más allá de lo que sus libros le ofrecían, porque los muros de la base de operaciones desde donde fue creada y se llevó a cabo la investigación y el procedimiento para salvar a todos, la habían tenido retenida hasta que un día conoce a alguien con el que pasar los últimos días, a alguien que le enseñará en tiempo récord aspectos de la vida y lugares bellos en ese espacio moribundo a punto de desaparecer, a ese alguien que cambiará de planes y pasará de ese cometido que tenía que cumplir, porque le parece más importante ayudar a que esa inocente chica a la que acaba de conocer encuentre la felicidad aunque sea de manera fugaz.

 Eden-172Si bien casi toda la gente ha peregrinado ya en busca de una vida nueva, la gente que queda explicará a Ryo todo aquello que él desconocía sobre su propio planeta, sobre cosas que le incumbían pero que había pasado por alto o que eran alto secreto, pero que no importa ya desvelar a esas alturas, con el fin tan próximo. Todos los personajes tienen su aquel, son importantes para la trama y le dan ritmo a la novela y al mismo tiempo fortalecen la relación entre la pareja que permanecerá ahí, aislada como los dos únicos seres de toda la Tierra y a los que no les importa que la muerte les pise los talones si al menos están tranquilos disfrutando de su compañía.

La dirección artística, sus animaciones, el diseño de personajes y paisajes, el coloreado… son sublimes, un auténtico deleite visual pese a no contar con un nombre como el de Makoto Shinkai como ocurría en ef. Por ello, no es de extrañar que muchos, sin saber nada del estudio ni leerse siquiera la sinopsis, se puedan sentir irremediablemente atraídos por eden* ya que es pura belleza, algo que va además acorde al dulce corazón de Sion, un personaje tan calmado como el lago que le gusta mirar con su amigo y amante, pero esa tranquilidad no implican que sea una novela lenta, ya que el ritmo está muy bien marcado y es interesante de principio a fin.

Eden-184Con eden* el drama está servido, los llantos podrían descender por vuestras mejillas solos al conocer algunos hechos o el comportamiento de algunos personajes, aunque la historia de Sion es la más lacrimógena y no es porque tenga una nube de melancolía dentro de sus entrañas, sino porque es quien más se centra esta novela con un solo camino posible, sin rutas ni opciones, pero que llena de igual modo.

Respecto a las dos versiones existentes, la normal para todos los públicos y eden* + MOSAICS, nosotros recomendamos encarecidamente la segunda, a no ser que tengáis problemas muy serios con el sexo, ya que la historia queda cerrada y se entiende perfectamente sin los extras de MOSAICS, pero estos le dan un valor añadido y tenemos aún más datos sobre los distintos personajes, cómo se sienten, qué les aterra, qué aman… y especialmente el extra dedicado a Sion es bastante importante.

<p style=”text-align: justify;”>

8,3

Conclusiones:

Un drama sobre el fin del mundo o, mejor dicho, del planeta Tierra, puede ser dulce y amargo, e incluso romántico y el origen de existencias que, tras una larga espera, pueden llegar a cumplir sus sueños durante sus últimos días. Esto es lo que se cuenta en eden*, una novela visual muy bien llevada que atrapa con el carisma de sus personajes con los que empatizaremos enseguida pese a no tener demasiadas escenas en un relato cortito y muy humano.

</p>

Sobre Rosi Ortega 3998 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @Rosi_Ortega

3 Trackbacks / Pingbacks

  1. MangaGamer anuncia nuevas licencias, ediciones especiales en formato físico y el regreso de Higurashi - SavePoint
  2. Llegan las rebajas de finales de verano a MangaGamer - SavePoint
  3. [Análisis] Supipara - Alice the magical conductor - Chapter #01 - Spring has come! - SavePoint

Deja un comentario