(Análisis) Dragon Quest VI

Ese estilo de los Dragon Quest.

Como en cualquier otro Dragon Quest, nos moveremos por un mapa, nos iremos equipando con cosas cada vez mejores, haremos alguna que otra parada en los casinos, nos enfrentaremos a multitud de monstruos y veremos cómo en cada región del mundo hablan de una manera en concreto, adoptando diferentes acentos que se notan de una manera estupenda en la localización que nos ha llegado.

Las luchas son por turnos y podemos elegir entre controlar a todos los personajes o hacerlo sólo con el personaje principal que se encargará de dar órdenes estratégicas a sus compañeros, como por ejemplo decirles que se centren en las curas, en el ataque o en la defensa. En ocasiones nos encontraremos con unos limos algo diferentes a los habituales, unos plateados que son metálicos y que son muy evasivos y huidizos, pero en caso de matarlos, nos darán bastantes más puntos de experiencia de lo normal, por lo que merece la pena quedarse un rato por la zona donde uno vea a algún bicho de estos.

Por otro lado, la iglesia es también un referente de la saga y es que es importantísima puesto que es en el único lugar donde gracias a la adivinación averiguaremos cuánto nos falta para subir de nivel, así como también es el único sitio donde podremos quitarnos de una maldición en caso de equiparnos sin querer con algo que no debiéramos, e incluso es también el único lugar desde el que guardaremos nuestros progresos. Además, en caso de morir con algún miembro del grupo y no tener hojas de yggrasil o hechizos de resurrección, también podremos resucitar ahí por un módico precio. Aparte, si se diera el caso de caer en batalla con todos los personajes, apareceríamos en la última iglesia en la que estuviéramos y no tendríamos un game over, pero sí perderíamos nuestro oro y, creednos que en este juego eso puede considerarse bastante peor en muchos casos, donde no hemos asegurado los fondos en el banco, que si fuera un fin de partida sin más. Esto se debe a que el oro cuesta bastante conseguirlo y es más importante ir a la última en accesorios y equipo que subir demasiados niveles.

2 Replies to “(Análisis) Dragon Quest VI”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.