[Análisis] Nurse Love Addiction

Nurse Love Addiction es una novela visual yuri (romance entre chicas, como por ejemplo en Flowers, Shadows of Pygmalion, Kiss for the Petals o The Stargazers) que tiene la particularidad de que no sólo ha llegado al mercado occidental —algo ya bastante meritorio— sino que además no lo ha hecho solamente a través del canal común para este tipo de juegos de nicho. No está únicamente en Steam, para los jugadores de PC, sino que también podemos encontrarlo en PS Vita en un port en el que no se ha perdido nada del original.

Este juego tiene una gran cantidad de texto y aunque no llega a los niveles de Umineko, nos llevará unas cuantas horas finalizarlo con todos sus finales. Consta de cuatro rutas y cada una de ellas tiene una conclusión “buena” y una “mala”, es cuestión de gustos el que los jugadores decidan cuál de ellas es la que consideran verdadera una vez leídas, ya que ambas tienen una extensión similar y su contenido argumental está bien en ambos casos. Lo que sí podemos avisar desde ya, es que de esas cuatro rutas, una es completamente independiente de las demás, mientras que las otras están entrelazadas y para comprender al 100% su intrincada historia, es mejor que las leamos todas y no nos dejemos llevar tan solo por aquella chica que, tras las presentaciones de los personajes, nos haya llamado más la atención para que tenga un romance con esa protagonista a la que encarnamos.

Nurse Love Addiction comienza contándonos cómo dos hermanas que se sacan un año menos un día, van al mismo curso sin que la mayor repitiera en ningún momento. Esto es posible —y se explica en el propio juego— debido a que en Japón, a la hora de escolarizar a sus chavales, las fechas que se toman son desde el 2 de abril de un año hasta el 1 de abril del anterior puesto que allí el curso comienza en primavera y se decidió que así sería mejor para todos. De este modo, ya podéis adivinar cuáles son las fechas de cumpleaños de Asuka y de su hermana pequeña, Nao.

Este detalle de que vayan a la misma clase y que estén muy unidas es fundamental, ya que ambas se apuntan también a un ciclo de enfermería. Allí, Asuka no pasará tiempo solo con su hermana, con la que vive en una habitación alquilada al propio centro, sino que también estará con otras compañeras y con una joven profesora por la que siente admiración. Ni que decir tiene que las otras tres estudiantes y su mentora serán las chicas con las que puede llegar a tener algo romántico.

La novela nos habla bastante de cómo es esto de estudiar enfermería, en qué consiste el trabajo que tendrán que hacer estas chicas que va desde hacer camas y lavar a los enfermos,  hasta realizarles curas de todo tipo. Mucho estudio y prácticas por delante, para cumplir su sueño, aunque algunas no tengan muy claro por qué quieren ser enfermeras y eso les quiten un poco el sueño, aunque no les rebaje ni un ápice de ánimo, como le ocurre a la chica principal. Bondadosa, algo lenta de reflejos y completamente encantadora. Un perfil visto en más ocasiones, pero que no por ello deja de funcionar en Nurse Love Addiction.

Al comienzo, nos lloverán datos variados sobre biología y términos médicos, todo ello para reforzar el ambiente del lugar en el que tantas horas al día pasan las chicas; tanto las estudiantes como esa profesora modélica. Esto no llega a agobiar ni mucho menos, ya que al mismo tiempo, durante esos primeros compases, iremos conociendo los perfiles de todas, o al menos algunos aspectos puntuales, porque pasado el ecuador de la trama, si estamos dentro de cualquiera de las tres rutas que están vinculadas entre sí, nos llevaremos la sorpresa de que bajo esa capa de que todo es bonito y tan de su vida del día a día, hay mucho más.

Visualmente es precioso. Los diseños de personaje, con esos colores y lo trabajadas que están las imágenes CG con que cuenta, entran por los ojos. El doblaje, con voces sosegadas, claras, también encaja de maravilla con el carácter que ha de tener una enfermera, alguien que ha de ser amable con sus pacientes para que estos estén de la mejor manera posible. Todo esto que nos refleja belleza y tranquilidad, puede verse alterado, y lo hará, como ya hemos comentado. Esa sorpresa a mitad de la historia hará que Nurse Love Addiction se convierta en algo mucho más rico de lo que aparentaba, en algo que no nos muestra solamente a una chica enamorándose de otra (de la que escojamos entre las opciones disponibles) sino que indistintamente de si terminamos en el final bueno o malo, tendremos escenas oscuras y no por los colores, sino por el contenido. Preferimos no dar detalles acerca de qué hay más allá de las inquietudes de unas estudiantes que desean sacarse su título y comenzar a ejercer en algún hospital, pero os aseguramos que es algo que cambia la forma de ver la novela. Es un giro de guion inteligente, muy bien llevado y que sube el nivel global de todo haciendo que terminemos con una sonrisa de oreja a oreja.

Tenemos múltiples opciones dentro de Nurse Love Addiction. El cúmulo de ellas nos llevará a una ruta u otra, afinando. También hay algunas que son completamente excluyentes. En ocasiones no es evidente dónde terminaremos tomando algunas decisiones, pero por lo general sabremos muy bien qué estamos haciendo aceptando invitaciones o echando una mano a alguien en apuros, por ejemplo por haber perdido algo importante para ella y que prefiere mantener en secreto por motivos que no se descubrirán hasta que tengamos encauzada por completo su ruta. El tema está muy bien llevado y no se hace nada pesado rejugarlo para sacarse todos los finales, especialmente si vamos guardando de vez en cuando y utilizamos

9,1

Conclusiones:

Nurse Love Addiction es un juego romántico entre mujeres con unos diseños de personaje muy bonitos. Da la impresión no solo al mirarlo, sino con los primeros compases del mismo, de que será algo tranquilo y que tirará por el moe, aunque en tres de sus cuatro rutas nos encontramos con una sorpresa argumental de esas que rompen los esquemas, convirtiéndolo en uno de los juegos yuri más oscuros de todos los tiempos, con el valor añadido de que nada de lo que ahí se cuenta, se veía venir, aunque explica a la perfección pequeñas conversaciones mantenidas antes y que no estaban tan solo para rellenar líneas dotando de humanidad a sus personajes. Unas enfermeras que pueden herir tu frágil corazón a la par que emocionarte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.