(Análisis) Inazuma Eleven

Sólo comenzarán a mostrar interés cuando la amenaza de la disolución del club se cierne sobre ellos, al tiempo que llega hasta ellos un reto directo del mejor equipo de la liga Fútbol Frontier.

No obstante su habilidad y su renombre como equipo no la conseguirán hasta que se les una el legendario delantero Axel Blaze (Shuuya Gouenji), presentándose así a la liga Fútbol Frontier como serios candidatos.

Gráficos

El juego hace alarde de un completo apartado gráfico.

El mapeado tiene una engañosa estética 2D mezclada con entornos en 3D. Los personajes aparecen representados en 2D mientras nos movemos por el mapa, pero el juego nos da la opción de girar la cámara para buscar caminos y cofres que de otra forma estarían ocultos a la vista.

Además, durante los partidos, el juego utiliza gráficos cell shading para representar a los jugadores en el momento en que se realiza una jugada importante. Dicho efecto cell shading aparece algo pixelado, pero no por ello los resultados son menos agradables a la vista. Además, las animaciones son fluidas en otro momento, reproduciendo fielmente la espectacularidad de la serie en el momento en que los jugadores hacen uso de alguna técnica secreta (hisatsu).

3 Replies to “(Análisis) Inazuma Eleven”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.